La Corte Penal Internacional está investigando denuncias de fuerza excesiva y otros abusos, por parte del gobierno de Venezuela, en respuesta a las protestas contra el régimen, dijo el jueves la fiscal Fatou Bensouda. El examen preliminar del tribunal con sede en los Países Bajos, es el primer paso para iniciar una investigación sobre lo que Bensouda, fiscal de la CPI, calificó de fuerza excesiva por parte de las fuerzas de seguridad estatales, contra los opositores al presidente Nicolás Maduro [VIDEO]. La fiscal de la CPI dijo que su oficina también está investigando la brutal guerra contra las drogas del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.

Bensouda, en un comunicado, dijo que la decisión se produce después de un examen que se hizo con cuidado, de forma independiente e imparcial, de presuntos crímenes cometidos por el gobierno de Maduro, para sofocar manifestaciones y disturbios políticos, desde abril de 2017.

Además, la CPI examinará las detenciones de miles de opositores del gobierno, incluyendo algunas que, presuntamente, fueron hechas bajo abusos y malos tratos.

La fiscal señaló que el tribunal también recibió informes de que la violencia en contra de los manifestantes había provocado la muerte o lesiones de muchas personas.

Tarek William Saab respondió ante las denuncias

El jueves, el fiscal general venezolano, Tarek William Saab, defendió al gobierno, al mencionar la información dada por la fiscal Bensouda. En una serie de tweets, Saab dijo que el Estado está preparado para defender sus acciones y que los responsables de los abusos contra los derechos humanos han sido castigados.

La fiscalía internacional está enviando un poderoso mensaje, de que su oficina sigue de cerca los atroces abusos del gobierno de Maduro.

El grupo de derechos humanos ha dicho que el gobierno de Venezuela ha usado de forma sistemática el trato brutal, como la tortura, contra manifestantes antigubernamentales.

Más de 120 personas fallecidas en protestas del año pasado en Venezuela

En agosto, la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas acusó a las fuerzas de seguridad venezolana de usar fuerza excesiva y detener arbitrariamente a miles de personas.

Más de 120 personas han muerto en incidentes relacionados con protestas desde el año pasado, cuando los críticos acusaron a Maduro de consolidar ilegítimamente el poder, cuando consolidaron una nueva asamblea legislativa, integrada, prácticamente con sus patrocinadores. El mes pasado, la Unión Europea [VIDEO] sancionó a siete líderes venezolanos, acusándolos de socavar la democracia. La UE también prohibió la venta de armas a Venezuela en noviembre.

La administración Trump también ha sancionado a varios líderes venezolanos. En agosto, Estados Unidos también aplicó estrictas sanciones financieras a Venezuela.