El ex primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha enviado una carta a los miembros de la oposición venezolana diciéndoles que mantengan conversaciones con el gobierno de Nicolás Maduro e instándolos a aceptar un proyecto de acuerdo alcanzado durante las reuniones bilaterales en República Dominicana.

Zapatero, quien encabezó un gobierno socialista en España de 2004 a 2011, ha estado actuando como mediador entre las partes, junto con el presidente dominicano Danilo Medina. Las conversaciones de meses se rompieron luego de que no se llegó a un acuerdo sobre cómo organizar elecciones presidenciales justas en Venezuela.

Zapatero pide que se cumpla el acuerdo

En su carta, Zapatero dijo que es su deber defender la verdad, y que está comprometido a no darse por vencido con la posibilidad de llegar a un acuerdo histórico entre los venezolanos.

Pidió a la oposición venezolana que su organización suscriba formalmente el acuerdo establecido, ahora que el gobierno se ha comprometido a respetar escrupulosamente los términos acordados. El ex primer ministro español manifestó en la carta que su solicitud es el resultado de su propia creencia en la necesidad de ese acuerdo y su compromiso de ver los términos cumplidos.

Venezuela celebrará elecciones presidenciales el 22 de abril, según lo anuciado por el Consejo Nacional Electoral . La fecha fue uno de los problemas a discutir en la mesa de negociaciones: el gobierno quería que se celebraran en abril a más tardar, mientras que la oposición no quería elecciones antes de junio.

La oposición pide que se eliminen las prohibiciones

Los representantes de la oposición también exigieron que se eliminará la prohibición actual que impide que sus principales líderes participen en las elecciones.

Las principales figuras de la oposición son dos candidatos presidenciales, Henrique Capriles y Leopoldo López, que esta actualmente bajo arresto domiciliario. La oposición quiere la legalización inmediata, en menos de 48 horas, de la Mesa Redonda de Unidad Democrática (MUD) y de los partidos políticos Primero Justicia, encabezada por Capriles, y Voluntad Popular, liderada por López. Ambos partidos han sido excluidos de la carrera presidencial por las autoridades judiciales y electorales, que la oposición acusa de ser subordinada al gobierno de Maduro.

El principal negociador de la MUD, Julio Borges, dijo en sus propuestas, que se deben incluir en las elecciones presidenciales observadores internacionales, auditorías, listas de votantes y campañas, factores que tienen como objetivo garantizar "elecciones libres", algo que Maduro teme.