El presidente del consejo de administración de Oxfam Internacional, Juan Alberto Fuentes, ha sido arrestado en Guatemala, por denuncias de corrupción, durante su tiempo como ministro del gobierno. La oficina del fiscal general de Guatemala anunció el arresto del presidente de la organización, actualmente envuelto en un creciente escándalo de malversación de fondos en la red de transporte . Aunque el arresto no está relacionado con el tiempo de Fuentes como presidente de Oxfam, es inevitable que vuelva a centrar la atención en la alta gerencia de la confederación internacional, sobre todo en cuestiones de diligencia en los nombramientos de altos cargos.

Fuentes, que fue anunciado como presidente de Oxfam Internacional en 2015, es un ex ministro [VIDEO]de Finanzas de Guatemala.

Corrupción en el sistema de transporte público

Según el diario guatemalteco Prensa Libre, Fuentes se encontraba entre las 10 personas, incluido un ex presidente, que fueron arrestados el martes en un caso relacionado con denuncias de corrupción en el sistema de transporte público Transurbano de la ciudad de Guatemala. Poco después del arresto de Fuentes, los fiscales anunciaron que también habían detenido al ex presidente Alvaro Colom, en su investigación sobre las cuestionables compras de autobuses públicos utilizados en la ciudad de Guatemala. Entre las irregularidades denunciadas por la Fiscalía y la CICIG, están presentes las cifras millonarias en dólares destinadas para la compra de vehículos de transporte, subsidios en combustibles para tarifas accesibles a la población o el transporte gratis para personas mayores; acuerdos que nunca se llevaron a cabo y tampoco fueron investigados a fondo.

El escándalo golpea a Oxfam

Fuentes ha tenido una carrera destacada tanto en la política como en economía. Fue fundador y director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales [VIDEO], antes de convertirse en ministro de finanzas entre 2008 y 2010. Su arresto es el último escándalo que golpea a Oxfam, que todavía se tambalea bajo serias acusaciones sobre el despido de un alto miembro del personal acusado de usar prostitutas, durante la crisis del terremoto de Haití. Estos escándalos por separado obligaron al presidente de Haití a condenar la Confederación de caridad por su grave violación de la dignidad humana. Por su parte, Oxfam ha emitido una disculpa sin reservas para el gobierno, los donantes, los partidarios y el pueblo de Haití, por el manejo de incidentes en su institución