Según una evaluación del gobierno de los Estados Unidos [VIDEO], el presidente Trump y su administración han adoptado una nueva iniciativa para promulgar protecciones de los derechos civiles del personal de salud, los cuales se oponen a la participación en abortos.

Además, las prácticas complementarias de atención médica supuestamente costarán alrededor de $ 300,000,000 en la creación de la nueva división de departamentos dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), informó WSBRadio.com el lunes.

Se han registrado más de cuarenta quejas desde que el presidente Donald Trump asumió el poder, en el que hubo cargos de infracción de principios y libertades civiles religiosas.

Alrededor de 18, 000,000 ciudadanos están empleados en los Estados Unidos trabajan en el sistema de cuidado de la salud.

Ley de restauración de la libertad religiosa (RFRA)

Mientras que el gobierno federal tiene una ley de restauración de la libertad religiosa (RFRA), que protege la religión y los derechos de la propia conciencia, los conservadores sociales han sido muy elocuentes para la aplicación de la misma, en la que el vicepresidente Mike Pence ha sido un firme defensor de dichos derechos.

Roger Severino, un antiguo colaborador de ''The Heritage Foundation'' y ahora Director de la oficina de derechos civiles de HHS, declaró en una entrevista: "Durante un largo tiempo, la conciencia y la libertad religiosa fueron consideradas como derechos de segunda clase". Severino continuó y dijo que ahora están recibiendo la atención adecuada que ellos, los trabajadores de la salud, merecen.

Su oficina está planeando enfocarse en aquellos asuntos que se relacionan con el aborto, la eutanasia y cualquier otro tipo de procedimiento médico que pueda violar las creencias religiosas de un trabajador médico o sus derechos éticos. Todas las áreas de la industria del cuidado de la salud verán un costo combinado de la nueva directiva de más de $ 311, 000,000, seguido de alrededor de $ 125, 000,000 por año después. A nivel federal, el costo se estima en alrededor de $ 900k por año.

Severino también declaró que su oficina está trabajando para tratar de hacer la carga dentro del ''Sistema de Cuidado de Salud'' lo más gentil posible y afirmó que los requisitos para la industria de la salud, son similares a otras leyes federales sobre discriminación y es simplemente normal cosas de derechos cívicos.

Hay grupos de instituciones que se oponen a esta iniciativa

Fuera de numerosos grupos conservadores sociales, aquellos que apoyan esta iniciativa de atención médica incluyen el National Right to Life (NRL) y el Family Research Council (FRC). Ya se ha informado de que los grupos de mujeres y el movimiento LGBT se oponen a la iniciativa de atención médica debido a sus puntos de vista de que un centro médico usaría sus creencias religiosas para negar atención médica a algunos pacientes.