Carol Christine Fair, está siendo demandada por la policía Alemana en Frankfurt [VIDEO], después de que ella los llamó "nazis" cuando le dijeron que no podía llevar ningún tipo de líquido en su equipaje a través del puesto de control de seguridad, informó el Independent UK. Los oficiales de la Policía Federal Alemana (Polizei) declararon que cuando se le pidio a Fair, una profesora asociada de 49 años en la Universidad de Georgetown, que retirase los líquidos de su equipaje para poder abordar el avión, esta se volvió "irracional y enfurecida", y a su vez los llamó "bastardos y estúpidos" y luego se refirió a los oficiales tildándolos de ''Policías Alemanes Nazis''.

Fair niega haber hecho esas declaraciones

Fair ha rechazado la afirmación de que ella se refirió a los oficiales de policía como nazis durante el desacuerdo en el puesto de control de seguridad del aeropuerto internacional de Frankfurt en Alemania. Ella dijo que estaba confundida cuando señaló que el oficial alemán había tomado su desodorante mientras los oficiales permitían lo que ella llamaba, un "hombre de aspecto nazi" con "un corte de pelo tipo Hitler nazi" que estaba cerca y se le permitió pasar por seguridad.

Después del incidente, Fair fue llevada a la estación de policía alemana local donde se inició una investigación para ver si hay una causa o sospecha de uso de calumnias contra los agentes de policía. Si bien se le permitió continuar su viaje a Turquía, Fair tuvo que depositar 183 euros, o $ 260, antes de que pudiera irse, esto para futuros procedimientos legales en la corte.

Vídeos destacados del día

Mientras Fair escribió un artículo en Huffington Post diciendo que ella no usó esas palabras y que la policía alemana está mintiendo, y que tiene la intención de entablar una demanda, la policía alemana declaró que Fair, a través de sus tweets sobre los oficiales que los llamaban nada más que matones y "matones de uniforme" se han convertido en evidencia adicional en su investigación inicial del incidente del aeropuerto.

Respuesta de relaciones públicas del aeropuerto de Frankfurt

El portavoz de relaciones públicas del aeropuerto de Alemania, Michael Moser, hizo públicas las declaraciones sobre el incidente y afirmó que cuando el equipaje de Fair pasó por la máquina de rayos X del aeropuerto, indicó que el equipaje de Fair podría contener sustancias explosivas. Debido a la ley Alemana, el agente de seguridad de Fair contactó a los oficiales de policía alemanes para inspeccionar el equipaje aún más. Después de que terminaron de revisar su equipaje, los oficiales llegaron a la conclusión de que lo que había en el equipaje de Fair no estaba formado por ningún material explosivo.

Luego de una inspección adicional, encontraron que tenía varios artículos cosméticos y que los cosméticos no estaban dentro de una bolsa transparente, como lo exige la Unión Europea, así como las normas internacionales de seguridad vigentes.

Moser también declaró que había sobrepasado la cantidad permisible de "líquidos de mano". Los agentes de policía le sugirieron a Fair que pusiera un artículo "desodorante tipo roll-on" en su equipaje facturado en lugar de su equipaje de mano