Un gran terremoto de 7,1 en la escala de Ritcher ha sacudido la ciudad de México, dejando escenas de terror justo cuando se cumplen 32 años del terremoto que dejó miles de muertos.

Al menos 79 personas han perdido la vida en los estados de Morelos, México y Puebla. 42 de las víctimas han muerto en Morelos. Miles de personas permanecen en la calle a causa del fuerte sismo. Ha sido el propio gobernador Graco Morales el que ha confirmado, a través de su Twitter, la muerte de estas 42 personas en Morelos. 12 de las víctimas corresponden a Jojutla.

Las redes sociales se han llenado de imágenes tras el terremoto. Muchos políticos han manifestado sus condolencias a Ciudad de México, al igual que han servido para hacer llegar la información lo más rápido posible y para facilitar la comunicación entre los afectados.

Al igual que Graco Morales, el gobernador Alfredo del Mazo añade que ha habido 8 muertos en Estado de México.

El acontecimiento se ha producido después de que el pasado 7 de septiembre un terremoto de 8,2 grados [VIDEO]en la escala de Ritcher dejara un centenar de muertos, la mayor parte en el estado de Oaxacas. Un terremoto aún mas fuerte que el de 1985 que devastó la ciudad de México.

El servicio Sismológico Nacional (SSN) indicó a través de Twitter que el movimiento telúrico fue de magnitud 7,1 al hacer una actualización de su primer reporte, en el que fijó la magnitud en 6,8. El epicentro del sismo, registrado a las 13:14 hora local (18:14 GMT), se localizó a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, en el central estado de Morelos, a una profundidad de 57 kilómetros.

El presidente Enrique Peña Nieto confirmó que se han derrumbado 27 edificios y anunció que ya esta puesto en marcha el comité de emergencia.

Los equipos de rescate y los vecinos trabajan para rescatar a las personas que se encuentran bajo los escombros.

Las operaciones aéreas han sido suspendidas en el aeropuerto de la capital, las actividades escolares también hasta nuevo aviso, al igual que la sesión bursátil de México.

Solo dos horas después de que los ciudadanos salieran a la calles del país en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1945 con cortes en el suministro de luz y servicio de telefonía.

La embajada de España en México ha puesto en marcha los protocolos habituales en caso de desastre para contactar con la población residente y los viajeros registrados, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores.