A menudo, cuando pensamos en Recetas complejas o en restaurantes y platos carísimos de altos conceptos gastronómicos, caemos en el error de pensar que la Cocina está solo al alcance de unos pocos.

Pero, ¿qué es la cocina sino la pura transformación de los alimentos a base de paciencia —un poco de ciencia— y cariño?

Como ejemplo, y para desengañarnos de la complejidad de la alta cocina, os traemos una de las recetas más conocidas de Ferrán Adriá, su bizcocho-M, bizcocho express, o bizcocho aéreo. Un bizcocho muy similar al fantástico mug-cake, pero a ún más aclamado por su rapidez de preparación, su esponjosidad y versatilidad, pues se podrá servir tanto como postre o como base del plato, ya sea dulce o salado; acompañando a carnes y pescados entre otros.

Bizcocho aéreo de pistachos

¿Qué necesitarás para prepararlo?

  • 6 cucharadas de pistachos verdes pelados (80 g)
  • 5 cucharadas de azúcar(80 g)
  • 1 cucharada de harina (20 g)
  • 3 huevos enteros
  • vasos de plástico
  • 1 sifón de 1/2 litro *Si no tienes un sifón, puedes hacerte con uno en Cocinista o Amazon
  • 2 cargas de aire (N20)

Elaboración

  1. Ponemos los huevos, los pistachos, el azúcar y la harina en el vaso de la batidora y batimos hasta conseguir una crema sin grumos.
  2. Metemos la mezcla en un sifón de espumas de 1/2 litro y le añadimos al mismo una carga de espuma (N2O). En caso de ser un sifón de 1 litro, le añadiremos 2 cargas.
  3. Cogemos el vaso de plástico y con cuidado y la ayuda de un cuchillo hacemos 4 cortes en el fondo.
  4. Echamos la mezcla del sifón dentro del vaso, pero hasta a mitad, porque luego, gracias al huevo, el bizcocho doblará su tamaño dentro del microondas.
  5. Metemos el vaso en el microondas, justo en el centro, y cocinamos a máxima potencia (900W) durante 40-50 segundos. El tiempo exacto dependerá de la potencia del microondas en cuestión, pero haciendo un par de pruebas, encontraremos el punto perfecto. Si lo cocinamos en exceso nos quedará demasiado seco y duro.
  6. Sacamos el vaso del microondas y lo dejamos boca abajo para que se enfríe y no pierda la forma.
  7. Repetimos el proceso con todos los bizcochos que queramos hacer y/o hasta que se acabe la masa que contiene el sifón.
  8. Una vez hayas comprobado que están completamente fríos, los desmoldamos pasando un cuchillo por los bordes y servimos.

A tener en cuenta:

*Es importante hacer los bizcochos de uno en uno para que salgan perfectamente.

Vídeos destacados del día

*Dada la facilidad y rapidez de este bizcocho, se recomienda hacerlo y servir al momento para que no piensa en textura, pero si aún así queremos o necesitamos hacerlo con antelación, también lo podemos guardar en un recipiente hermético en la nevera.

¿Te animas a probarlo?