Tras un mes de clases suspendidas por la pandemia del Coronavirus, este miércoles 15 de abril, Dinamarca ha vuelto a abrir las puertas de las escuelas primarias y guarderías, convirtiéndose en el primer país de Europa en aplicar esta medida, la cual aun no se ha implementado en su totalidad, pues solo la mitad de los municipios han reanudado sus clases, mientras que en la capital, Copenhague se está cumpliendo con un 35% de participación de las instituciones.

El resto de los centros tendrán esperar al menos unos días, hasta asegurar que las condiciones sanitarias se cumplan y de esta manera, evitar la propagación del virus.

Se estima que para el 20 de abril todas las instituciones se encuentren en funcionamiento, salvo los liceos y universidades, los cuales permanecerán cerrados hasta el 10 de mayo.

Dicha normativa se apega a la prohibición de reuniones con más de 10 miembros, lo que significa que las aulas reducirán su tamaño drásticamente.

Algunos alzan sus voces en señal de rechazo

Al menos unas 18 mil personas, entre las cuales se encuentran padres y representantes, firmaron una petición llamada “Mi hijo no es conejillo de indias”, mediante la cual dejan ver su claro rechazo a la medida impuesta por el gobierno, incluso algunos padres han expresado abiertamente que están dispuestos a boicotear este nuevo plan de las autoridades danesas.

Por su parte, Henrik Wilhelmsen, el director de la escuela de la comunidad Nørrebro ubicada en Copenhague, aseguró que a pesar de este mandato, muchos padres mantendrán a sus hijos en casa, pues temen que los Niños se expongan al contagio del virus.

El coronavirus y su paso por Dinamarca

Hasta ahora, Dinamarca ha registrado unos 6.691 contagiados y alrededor de 300 personas han fallecido a causa del virus que surgió en China hace más de cuatro meses, mientras que la primera ministra del país, Mette Frederiksen aseguró que los esfuerzos de su gobierno en la lucha contra el Covid-19 han sido exitosos, “hemos superado la primera mitad”, indicó la líder danesa.

A pesar de la reincorporación parcial de los centros educativos, los bares, restaurantes, peluquerías, discotecas, centros comerciales, entre otros comercios, permanecerán cerrados informó la primera ministra, quien además indicó que es demasiado pronto pensar en volver a la normalidad, en cuyo caso lo que se lograría es que el virus avance, generando mayores pérdidas en la economía de su país.

Mientras tanto, las conversaciones con los líderes empresariales continúan para encontrar la mejor manera de ir incorporando paulatinamente a la población activa a sus puestos de trabajo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!