Para BlastingTalks - entrevistas exclusivas de Blasting News con líderes empresariales y culturales - entrevistamos a Hans Christ, CEO de Bipi, un start-up que ofrece a sus clientes una alternativa de movilidad: la suscripción a vehículos frente a la compra tradicional.

Bipi es la nueva forma de tener coche sin tener que comprarlo y que, además, se adapta a tus necesidades en todo momento, ¿cómo nace Bipi? ¿Cómo surgió la idea de crear esta empresa?

Bipi nació en 2017 de la mano de los emprendedores Hans Christ y Alejandro Vigaray con la idea de ofrecer en el mercado una nueva forma de movilidad a través de las suscripciones.

Bipi supone la alternativa a tener un coche en propiedad, ya que ha llegado para revolucionar la manera en la que tienes un coche, sin necesidad de comprarlo. El usuario de Bipi puede suscribirse a un automóvil en tan solo dos minutos a través de un proceso 100% digital pagando una cuota fija mensual por el uso del mismo, con todo incluido (seguro, mantenimiento, impuestos, etc.) y con la flexibilidad para cambiar de gama o modelo a lo largo de la suscripción.

Actualmente, su empresa cuenta con 75.000 clientes, más 10.000 Coches entregados, ¿a qué perfil de cliente va dirigido Bipi?

Nos dirigimos a cualquier persona de más de 21 años, con carnet de conducir de una antigüedad de mínimo dos años y con licencia para conducir en España.

¿Puede explicarnos qué proceso tendría que realizar un nuevo cliente interesado en sus servicios?

Las suscripciones se realizan a través de nuestra página web y es un proceso muy intuitivo y fácil. Tan solo es necesario seleccionar el coche que deseas, la permanencia y elegir si te llevamos el coche a la puerta de tu casa o si prefieres venir a recogerlo.

Además, si algún usuario tiene algún problema o duda, nuestro servicio de atención al cliente le atenderá telefónicamente en todo momento.

Si tuviera que convencer a un nuevo usuario, ¿qué beneficios puede ofrecer Bipi frente a la compra de un vehículo por el método tradicional?

La principal ventaja es la flexibilidad, ya que los usuarios pagan una tarifa mensual por el uso del vehículo con todo incluido (seguro, ITV, mantenimiento), sin entradas ni cuotas finales y con la flexibilidad de poder cambiar el vehículo o de devolverlo si las circunstancias cambian.

Otra ventaja es la digitalización, comprarse un coche requiere de mucho tiempo, visitas a concesionarios, etc. Ahora mismo, el usuario que busca un automóvil lo necesita al momento, y esto, nosotros lo hacemos posible, ya que en nuestra web puedes elegir un coche en tan solo unos minutos. Es decir, transacciones por un coche en el momento sin moverte de casa. Además, en el momento en el que compras un coche, este ya pierde valor, mientras que con la suscripción sabes lo que pagas en todo momento, evitas gastos imprevistos y puedes tener un coche nuevo siempre que lo necesites.

¿Por qué cree que la suscripción a coches está creciendo frente a la compra?

Las nuevas tendencias vienen marcadas por la flexibilidad y digitalización.

Hoy en día, los ciudadanos no quieren ataduras porque la incertidumbre del momento debido al Coronavirus, hace que sea difícil hacer planes a largo plazo, y los conductores ya no piensan en hacer grandes desembolsos comprando un coche. Sin embargo, actualmente sí que prefieren acceder a un vehículo en su día a día ante la desconfianza a la hora de usar el transporte público. Hace unos años poseer cosas como una casa o un coche era sinónimo de status. Sin embargo, este sentido de la propiedad está cambiando, ya que los usuarios buscan servicios más flexibles que se adapten a las necesidades actuales. Desde hace unos años la tendencia estaba cambiando hacia el uso y no hacia la posesión, la incertidumbre del momento con la llegada del COVID-19 ha acentuado aún más los servicios de suscripción porque preferimos pagar por lo que usamos y elegir nuestra permanencia con ese producto y/o servicio.

El coronavirus llegó para cambiar nuestra vida y nuestra forma de entender el transporte. De hecho, Bipi aumentó en un 200% las solicitudes de vehículos por la inseguridad de usar el transporte público, ¿cree que es una tendencia que ha llegado para quedarse?

Con la llegada del coronavirus la movilidad está cambiando y el transporte privado se ha convertido en el medio preferido para la mayoría de los españoles. Sin embargo, la situación económica y la inestabilidad del momento hace que no todos puedan comprarse un vehículo, debido al desembolso inicial que ello implica, de ahí que la suscripción de coches esté aumentando considerablemente. Comprarse un coche supone una atadura a largo plazo, las suscripciones lo evitan.

Además, la suscripción ha llegado para quedarse. Hay un estudio de Frost & Sullivan que estima que el 25% de la flota a nivel europeo estará bajo un modelo de suscripción en los próximos cinco años.

¿Cómo vivieron como empresa los meses de confinamiento por el coronavirus, tanto a nivel personal como laboral?

Desde el inicio, en Bipi apostamos por el teletrabajo. Aunque con la llegada del COVID-19, nos vimos obligados a imponer en la totalidad el teletrabajo. En nuestro caso fue sencillo, ya que disponíamos tanto del material (portátiles) como de las herramientas necesarias para trabajar (Slack, Zoom, Drive...). Y, además, ha servido para darnos cuenta de que la productividad y la motivación del personal es mucho mayor dando esa confianza de trabajo desde casa a los empleados.

Por eso, y no sólo por las circunstancias, seguimos apostando por el teletrabajo, y ahora también se puede ir a la oficina bajo demanda.

Uno de los motivos del cambio climático son las emisiones de CO2 a la atmósfera, ¿cree que estamos cerca del uso de coches eléctricos por parte de toda la población? ¿Qué supondría para la sociedad?

El avance de los coches eléctricos va a ir llegando poco a poco. El problema es que hoy en día no es fácil para la mayoría de los ciudadanos comprar y usar un coche eléctrico, por lo que la suscripción cobra un papel fundamental. Esto es así porque tienes todo incluido en la cuota mensual, sin imprevistos ni cuotas adicionales. Además, si hay nuevas restricciones con el coche, con Bipi puedes cambiarlo sin problema, pero si lo has comprado, ¿qué haces?

En referencia a los coches eléctricos, ¿cree que se debería fomentar más la compra de este tipo de vehículos?

Nosotros, actualmente, tenemos el Tesla eléctrico y una gran cantidad de híbridos, estos últimos son los más demandados. El problema es que las ciudades aún no están adaptadas para tener un coche eléctrico, hay pocos puntos de carga. La ventaja que ofrecemos en Bipi, es que hoy puedes tener un coche híbrido, por ejemplo, y en el momento en que las ciudades estén mejor preparadas, optar por un vehículo eléctrico.

Y, para terminar, ¿qué objetivos tiene su empresa a corto plazo? ¿Y a un medio-largo plazo?

Trabajamos para fortalecer nuevos acuerdos estratégicos con partners y expandir la flota de vehículos con el objetivo de alcanzar los 15.000 automóviles en el 2021.

Además, queremos concluir el año con 15.000 coches gestionados e impulsar nuestra expansión también en otros mercados europeos. Actualmente ya estamos en Francia y muy pronto llegaremos a Italia.