Para BlastingTalks -entrevistas exclusivas de Blasting News con líderes empresariales y culturales- entrevistamos a Samuel Fuentes, co-fundador de Ontruck, una startup que une a empresas y transportistas para reducir costes y las emisiones de CO2 al medio ambiente.

Blasting News: Ontruck está transformando el mercado europeo del transporte de mercancías, ¿pero en qué consiste realmente su empresa?

Samuel Fuentes: Ontruck lo que hace es conectar empresas que necesitan transporte de pallets con los transportistas. Nuestro funcionamiento es el siguiente: cuando una empresa tiene que transportar, por ejemplo, tres pallets a un cliente suyo, contacta con nosotros, a través de la plataforma web ellos ponen la carga y el origen-destino de la misma, después, nosotros le damos un precio por ese envío.

Ellos, simplemente aceptan y nosotros trabajamos con nuestra red de transportistas para encontrar cuál es el que más conviene para esa carga si se puede combinar con otra para optimizar el transporte y, por supuesto, para garantizar el servicio. A partir de ahí, todo está digitalizado, de manera que el cliente puede tener esa visibilidad que hasta ahora no se tenía: cuándo va a llegar, cuándo van a recogerlo, cuándo se entrega a su cliente, que te entreguen la copia del albarán digitalizada o en tu email.

Ontruck es el proveedor de referencia de grandes empresas como Pepsico, Codorníu, Decathlon o Alcampo, entre muchas otras. ¿Cuál es el objetivo que persigue su empresa?

Nuestra empresa, al final lo que persigue al conectar estos dos mundos es, por un lado, hacer la vida más fácil al cliente, porque en vez de tener que pedir el servicio a varios transportistas, tan solo tienen que meterse a una web y solicitar el servicio y ya pueden conocer el precio del mismo.

Por lo tanto, obtienen un precio muy competitivo, tranquilidad, atención al cliente 24/7 y seguimiento total de la carga. Y, por otro lado, al transportista le ofrecemos consistencia en el pago y trabajar con un solo proveedor. Con nosotros, el transportista se descarga la app, y le llegan cargas que le interesan según su perfil y acepta las que quiera, así como lo que le vamos a pagar.

Lo que le interese, él lo ejecuta y si hubiese algún problema, está nuestro servicio de atención al cliente. Tanto al mercado en sí como poder ofrecerle al cliente un precio competitivo y pagarle bien al transportista, lo logramos gracias a los algoritmos, porque en la mayoría de las ocasiones el camión va de vacío y si no se aprovecha ese tiempo, se tiene que imputar en el precio final.

Esa es la magia que nosotros hacemos: optimizar al máximo.

Ontruck está enfocado a conseguir un transporte más sostenible, ¿creen que lo están consiguiendo?

Muchísimo, por el objetivo que le he comentado anteriormente. Según la estadística de Fomento, el 40% del tiempo se está transportando aire. Nosotros hemos conseguido reducirlo al 20%, por lo que somos mucho más eficientes que la mayoría de la industria. Nuestro trasportista en lugar de trabajar el 60% de su tiempo en algo útil, lo hace el 80%.

La organización europea AECOC les ha concedido el premio Lean & Green, que valida su plan de acción, para alcanzar el compromiso de reducir al menos en un 20% sus emisiones de gases en un plazo de cinco años.

¿De qué forma consiguen reducir los costes de transporte de los clientes y las emisiones de CO2?

Como le explicaba anteriormente, al disminuir el tiempo de transporte en vacío se consigue reducir tanto el coste del servicio como las emisiones de CO2. Para nosotros, no son dos propuestas distintas y eso es lo bonito de nuestro negocio, ya que no es la típica empresa que gana dinero en un punto y ayuda al medio ambiente en otro. Para nuestro negocio, mejorar el medio ambiente, ganar dinero, ofrecer buen precio y dar ganancia a nuestros transportistas es el mismo negocio.

Su empresa funciona a través de una APP por la que los transportistas pueden aceptar o no de una forma sencilla una oferta de carga, ¿cómo funciona esta aplicación?

El transportista debe instalarse una aplicación gratuita en su móvil y se registra con sus datos: domicilio, el transporte del que dispone y sus características. Desde Ontruck se pide al usuario los documentos oficiales: permisos de conducción, seguros, etcétera. A partir de ahí, cuando haya una carga que cuadre con sus intereses se envía una notificación a la app y el transportista decide si le interesa o no aceptarla. De aquellos que hayan dicho que les interesa, en un par de minutos, el algoritmo decide quién es el mejor para esa carga y se le otorga.

Sin duda, la actividad de los transportistas durante los primeros meses de pandemia por Coronavirus fue imprescindible para evitar el desabastecimiento, ¿cómo colaboró Ontruck a que esto sucediera?

Nuestra mayor ventaja es que tenemos acceso a miles de transportistas que tienen la app y podemos, localizar rápidamente el camión que mejor conviene a una determinada carga.

Por ejemplo, cuando al principio de la pandemia llegaban al Puerto de Barcelona cientos de miles de suministros médicos procedentes de China, el gobierno catalán necesitaba contar con muchos trailers que transportasen el material a los centros sanitarios lo más rápido posible. Al disponer Ontruck de una amplia red de transportistas y un buen precio en nuestros servicios nos contrataron. Fue un trabajo muy gratificante. Otro ejemplo es cuando se montó el hospital IFEMA en Madrid. Otro, algo más comercial, fue con Carrefour, que contrataron nuestros servicios para poder abastecer un supermercado en una hora.

El Covid-19 ha afectado a casi todos los sectores, ¿cómo vivieron esos duros meses de confinamiento?

¿Qué han aprendido a nivel laboral y personal?

Fueron meses muy duros para el equipo y también a nivel financiero. A nivel personal, tuvimos que cambiar el funcionamiento de la empresa a remoto de la noche a la mañana, seguir dando servicio 24/7 porque, a pesar de que bajamos el volumen de negocio, el que teníamos era muy crítico porque no se podía fallar. Pasamos a tener que estar muy pendientes de la parte operativa y toda la incertidumbre hizo mucha mella. A nivel personal, los trabajadores hicimos mucha piña. Esa piña estuvo orientada a que, por ejemplo, algunos trabajadores hicieron clases de fitness para otros, como se suspendieron las clases de idiomas, los que sabían idiomas enseñaban al resto y así sucesivamente.

A los transportistas les pedimos que transportaran las mesas y las sillas de la oficina para que la gente pudiera trabajar cómodamente desde casa.

El transporte les ha dotado de una gran habilidad para ayudar. Tanto es así, que llevaron a cabo tres iniciativas para cooperar en la lucha contra el COVID-19, ¿puede contarnos en que consistieron?

Durante los meses de confinamiento, llevamos a cabo una serie de iniciativas, como el ‘Coronavirus Makers’ mediante el cual, voluntarios particulares fabricaron mascarillas y EPIs para personal sanitario con impresoras 3D, Ontruck ofreció a sus transportistas la recogida y la entrega de ese material a diferentes hospitales de Cataluña. También, servimos de transporte de material médico que llegaba de China al hospital de IFEMA.

Por su parte en Francia, colaboramos con ‘Refettorio’ (París) quienes preparaban comida para personas en situación de vulnerabilidad y nosotros nos encargábamos de llevar esa comida a los comedores sociales. En el país galo, tuvimos un acuerdo de comunicación con ‘Truckfly’, para que los transportistas tuvieran en la app información interesante sobre restaurantes, zonas de servicio y parkings porque en esa época estaba prácticamente todo cerrado y le fue de gran utilidad a los trabajadores.

Samuel, ¿podría contarnos qué retos desean conseguir a corto plazo?

Nuestro reto más grande, ahora mismo, es expandir nuestro nuevo servicio de transporte 24 horas, con envíos de corta y media distancia en el que nosotros recogemos la mercancía en el lugar del cliente y nos comprometemos a entregarla en menos de 24 horas, pero se almacena durante la noche en un almacén para optimizar la logística aún más.

Porque el modo que trabajamos hasta ahora es el modo directo y con esto, se recoge en diferentes localizaciones para que el camión se mueva lo menos posible y entonces podemos hacer muchas más entregas en espacios cercanos. Este nuevo servicio permite abaratar aún más los costes porque al tener más densidad de recogidas y entregas, el servicio no es inmediato, pero cuando el cliente no lo necesita pues es más barato y más eficiente.

Y a largo plazo, ¿qué metas se plantean?

Lo mismo, pero a nivel internacional: nuestro objetivo a 5 años es crear una red paneuropea con la que poder transportar de la manera más eficiente un pallet de Madrid a Moscú.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!