La hostelería en general se constituye en uno de los sectores que han salido más perjudicados de la actual pandemia de la COVID-19. Así se pone de manifiesto, según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y que corresponden al mes de enero de este año. En donde se constata que la contratación de trabajadores en este importante segmento de la economía española ha caído casi el 78% durante el periodo analizado. Al pasar de los 280.825 contratos que se llevaron a cabo en enero del pasado año a los 62.572 que se han firmado en el primer mes del año.

Se trata de unos datos que ya contemplaban las principales organizaciones de trabajadores por cuenta propia o autónomos que llegaron a predecir que “el mes de enero va a ser un desastre”.

No en vano, en este periodo se han producido el incremento en algunas restricciones para contener los efectos de la enfermedad en las vías respiratorias. Como por ejemplo, ampliación en el toque de queda y mantenimiento en las limitaciones para viajar a otras comunidades autónomas.

Datos inasumibles para el sector de la hostelería

Tal han sido el impacto que han generado los resultados de la actividad hostelera que el propio presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha llegado a afirmar que “son inasumibles para el sector”. Una vez que llevan con limitaciones en sus actividades profesionales desde que se iniciase la pandemia del Coronavirus, en el mes de marzo del pasado año. Siendo señalado el sector por agentes sanitarios como uno de los responsables de la expansión del patógeno entre la población española.

Con algunas víctorias puntuales como en el caso del dictamen de la Justicia en el País Vasco.

El sector del alojamiento muestra los peores datos de las últimas décadas

También han sido muy negativos los datos para el sector del alojamiento en España que ha visto como este último mes de enero ha retrocedido sustancialmente en la contratación de personal.

Con una caída aún mayor, en torno al 92%, con solo 5.578 nuevos contratos en relación con el año anterior en que se contabilizaron algo más de 71.000 contratos de trabajo. En buena parte de los alojamientos con el cierre desde hace varios meses como consecuencia de la falta de actividad en la admisión de clientes.

Ligera recuperación desde abril de 2020

La única nota positiva de los datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal es el ligerísimo repunte que se detecta en el sector desde abril del año pasado. Al ponerse de manifiesto que se ha ido recuperando poco a poco desde este mes. Pero por debajo de los niveles de contratación previos a la aparición de esta pandemia.

Aunque la tercera ola del virus ha impactado de nuevo en todo el sector debido a que se han generado muchas restricciones que han afectado a casi todas las comunidades autónomas del estado. Sin que por el momento se haya revertido esta situación tan perjudicial para los profesionales que trabajan en este sector.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!