Los trabajadores por cuenta propia, más conocidos como autónomos, podrán acceder a ayudas directas para paliar su situación empresarial como consecuencia de la pandemia de la COVID-19. Así lo ha expuesto el gobierno que preside Pedro Sánchez ante la difícil coyuntura que presentan estos profesionales durante los últimos meses. No obstante, esta clase de ayudas que se pueden poner en marcha en los próximos meses no serán gratuitas para este segmento social.

En este sentido, la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha reconocido recientemente que habrá una serie de condiciones que los trabajadores autónomos puedan acceder a las mismas.

Con el objetivo, en palabras de la ministra económica, de que puedan servir “para reforzar la viabilidad a medio plazo". De esta manera, no todos los autónomos estarán en disposición para demandar estas ayudas directas. Despues de la subida en sus cuotas mensuales.

Para empresas de autónomos que sean viables

La clave que el gobierno pone para que los trabajadores por cuenta propia puedan contar con esta clase de ayudas es que sus modelos de negocio sean viables. De esta forma, estarían fuera de la lista de demandantes aquellos profesionales o empresarios que quieran mantener a estas líneas de negocio de forma artificial, como por ejemplo para beneficiarse del cese de actividad al que tienen derecho desde el pasado año 2019. Por lo tanto, se les exigirá que sus pequeñas y medianas empresas sean completamente viables.

Mientras que por otra, se incide en que para optar a estas ayudas directas será necesario que se cumpla con un requisito básico indispensable. No es otro que los negocios de los demandantes sufran un desequilibrio en su patrimonio que hay sido originado por la pandemia de este virus. Un hecho por el que están atravesando muchos trabajadores por cuenta propia.

Hasta el punto de que algunos de ellos no les ha quedado más remedio que cerrar sus negocios a causa de esta incidencia sanitaria por la que atraviesa el tejido empresarial español.

Subvenciones prorrogadas desde el 1 de febrero

Cabe recordar que desde el pasado 1 de febrero se han renovado las subvenciones para los autónomos que tienen unas pérdidas en sus negocios superiores al 50 %.

Pero con una dotación que alcanza un máximo de 900 euros al mes y con una duración limitada y que ha quedado establecida hasta el próximo mes de mayo. Pero que en ninguno de los casos, no tienen nada que ver con las ayudas directas de las que está hablando en estos momentos el ejecutivo nacional, tan demandadas por parte del sector de este segmento profesional. Hasta el punto de que han estado en la mesa de negociaciones desde el pasado verano, aunque al final no haya prosperado su puesta en marcha.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!