Las más relevantes agencias de calificación están empezando a alertar sobre una ola de impagos, tanto por parte de las empresas como de las personas físicas. Como consecuencia de los efectos que se están generando desde el punto de vista económico por la incidencia de la pandemia de la COVID-19. Este es el dictamen que han puesto de manifiesto, tanto Moody's como S&P, que han evidenciado un problema de tesorería que no se había visto desde la pasada crisis económica, en el año 2009.

Así se constata en el último informe que ha publicado S&P en el que expresa de forma muy preocupante que “los defaults y los problema con la deuda van a crecer sustancialmente durante este año en curso”.

Siendo uno de los mayores problemas que puede generar la expansión del patógeno en buena parte de los países occidentales, y entre ellos España.

La deuda crecerá durante el primer trimestre de 2021

La otra agencia de calificación, Moody's, también coincide con este análisis al poner de manifiesto que el nivel de impagos ha alcanzado un número record durante la última década. A la vez que estima que este ratio va a crecer en los tres primeros meses de este año y hasta unos niveles muy relevantes. En este sentido, opinan que no será suficiente con el apoyo público para atajar este grave problema que se cierne sobre la contabilidad de las empresas.

Elevada deuda pública en España

Mientras que por otra parte, las agencias de calificación también han insistido sobre el riesgo que este problema económico puede crear en España, tal y como adelantó el ex presidrente Aznar. Debido a la excesiva deuda que se ha creado en los últimos años y en especial en el 2020 a consecuencia de los efectos generados por la pandemia de la COVID-19.

En especial en lo que se refiere a la deuda pública ya que España es uno de los países que tiene una mayor incidencia en esta variable contable. Tal y como se constató durante las reuniones en la Unión Europea para la adjudicación de ayudas económicas por la incidencia del virus.

La tasa de impagos se puede disparar hasta el 8%

Las previsiones, por otra parte, apuntan a que el problema va a seguir creciendo en este año.

Al constatarse que las tasas de impago en Europa se pueden disparar a partir de estos momentos hasta niveles del 8%, desde el 4,3% en el que se encuentra este datos en estos momentos. Es decir, podría llegar a duplicarse con los riesgos que genera esta evolución tan relevante. Más allá de las estrategias de los gobiernos para detener esta dato macroeconómico de especial importancia para llevar a cabo los presupuestos generales del estado.

Como es en el caso concreto de nuestro país y que incide en acometer reformas estructurales.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!