El siglo XXI ya tiene su Gran Depresión, y ha estado a punto de suceder casi un siglo después del histórico crac de 1929 que rompió a EEUU por la mitad, generando una ola de pobreza y dificultades que tardó tres años en superarse, con la elección de Franklin D. Roosevelt como presidente del país y el establecimiento en 1932 del programa económico y social bautizado como New Deal. El Fondo Monetario Internacional ha nombrado la crisis económica que surgirá de forma global, tras el fin de la pandemia de coronavirus, como el Gran Confinamiento. Este período generará una contracción económica global del 3%, pero cada zona y cada país acusará o mitigará de forma individual este impacto, hasta que en el año 2021 se logre una tasa de expansión del 5,8%.

Sin embargo, puesto que aún estamos inmersos en una etapa de incertidumbre profunda, nos advierten de que las cifras podrían ser incluso peores.

Si la pandemia continúa en el tercer trimestre de 2020 la crisis podrá agravarse y ralentizar la recuperación en 2021

El informe del FMI titulado Perspectivas de la Economía Mundial 2020 advierte sobre la amenaza de un panorama económico traumatizado por las bancarrotas y el desempleo prolongado. De momento, las previsiones acerca de las economías de la zona euro más afectadas hablan de una contracción del 7,5% (cuatro puntos y medio superior a la media mundial), puesto que Italia superará el 9% y España rondará el 8%.

Alemania, con un decrecimiento del 7%, y Francia, con un 7,2%, recibirán un severo golpe a su resistencia histórica.

La buena noticia es que en el año 2021 la Unión Europea y Estados Unidos crecerán en paralelo a un 4,7%, lo que supondría una esperanza de recuperación en la calidad de vida.

China mantendrá un crecimiento positivo en 2020 y una expansión del 9,2% en 2021

China, gracias a haber tenido el pico de Coronavirus en el primer trimestre, va a lograr sacar ventaja del desfallecimiento mundial de la economía.

Según estas previsiones prematuras del Fondo Monetario Internacional, a fecha del mes de abril, la temprana vuelta a la actividad comercial de China empujará su economía a un resultado positivo en 2020, entorno al 1,2% y lejos de las previsiones anuales que rondaban el 6%. Esa posición de salida respecto a las economías del resto de países le ayudará a colocarse en 2021 con un crecimiento del 9,2%.

España ha gastado menos en su lucha contra el coronavirus

El informe del FMI ha analizado también el gasto público en la batalla de los estados contra la pandemia de Covid-19, y España ha gastado mucho menos que Alemania y Francia, a pesar de haber destinado hasta ahora más de 126 mil millones de euros. Este esfuerzo de los países se va a traducir en deuda pública, en un primer paso, y más tarde en medidas austeras para reducir ese agujero.

En el caso de España se prevé que el déficit sea del 9,5% del PIB y que la deuda pública llegue a un 113% de la riqueza generada por el país. Sin embargo, el organismo económico internacional admite que la emergencia sanitaria mundial no puedo resolverse sin ese esfuerzo de gasto y deuda.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!