La organización internacional Fundación Franz Weber convocó este miércoles 12 de agosto, a partir de las seis de la tarde, a una movilización online denominada “tuitazo”. Se trataba de generar numerosos mensajes en las principales redes sociales, Twitter y Facebook, con el hashtag #cierrenelminizoo, para exigir a Gema Igual, la alcaldesa de Santander, y Miguel Ángel Revilla, Presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, el cierre de las instalaciones con Animales en cautiverio del Palacio de la Magdalena.

'Actúen y cierren el mini-zoo de la Magdalena', ha exigido Daryl Hannah

Miles de usuarios se sumaron a la llamada y compartieron mensajes de apoyo a la campaña, presionando a las autoridades para el cierre del zoo santanderino y el rescate de sus animales enfermos.

Entre los simpatizantes que se sumaron a la acción viral estaban Daryl Hannah, James Rhodes, Beatriz Rico o Claudio Lauria (fundador del FICMA, Festival Internacional de Cine del Medio Ambiente); también se sumaron otra ONGs internacionales, como Anima Naturalis.

Esta acción se ha incorporado a las 30 mil firmas recogidas en la plataforma Change.org exigiendo el cierre del mencionado minizoo, a raíz del fallecimiento de una de las focas en cautividad, el abandono de sus instalaciones, y el estado de enfermedad del resto de los animales, que aparecieron cubiertas de algas y en aguas estancadas de color verde. Varios visitantes del Palacio de la Magdalena, tras el confinamiento del Covid-19 denunciaron con imágenes lo sucedido.

El zoo cuesta medio millón de euros públicos al año

El parque de animales del Palacio de la Magdalena ha sido el centro de numerosos escándalos y aún se recuerda cuando mantenía encerrado un oso polar. De hecho el parque funcionó hasta el año 2016 sin cumplir la legislación que precisamente regula la conservación de animales en parques zoológicos.

La Fundación Franz Weber realizó un informe en cuanto que se hicieron públicas las imágenes de la foca muerta en el parque santanderino, y el terrible estado en el que se encontraban el resto de los animales. La investigación realizada por el veterinario David Perpiñán detalla las irregularidades, la falta de formación de los empleados a cargo de las focas y pingüinos, así como el elevado coste público de las instalaciones, que requieren casi medio millón de euros.

Denuncian que el zoo no cumple ninguna función positiva para nadie

"No cumple ninguna función positiva", ha afirmado recientemente David Perpiñán "ni para los animales, ni para la naturaleza, ni para la sociedad y el estado psíquico y médico de los animales es deficiente». A raíz de lo investigado el veterinario ha pedido el cierre de las instalaciones, a lo que se han sumado los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Santander. Sin embargo el equipo de gobierno del consistorio santanderino ha rechazado su cierre.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!