Recientemente el gobierno de España informó que para el próximo año se volverá a subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Pero por ahora, el salario se congelará debido a las peticiones realizadas por los empresarios y se apunta una subida muy leve. Debido a la caída de los precios en este año y una inflación estimada para el 2021, España se ubica entre los países europeos con el salario mínimo más elevado en cuanto a los términos de capacidad de compra.

Según cifras entregadas por EUROSTAT, el Gobierno de España se ha consolidado entre el grupo que supera los 1.000 puntos de datos en paridad de poder adquisitivo (EPA).

Los países que se encuentran en primer lugar en este grupo son: Luxemburgo y Alemania, Países Bajos, Bélgica, Francia o Irlanda, en esta misma lista también se encuentran Portugal, Grecia, República Checa y Malta, entre otros.

¿Cómo se realizan estos cálculos?

Generalmente se calcula con los datos medios de la paga de 12 meses. Se debe tomar en cuenta que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se regula solo una parte menor de las relaciones laborales, y la mayoría de la parte de dicho salario se encuentra fijado en un convenio de umbrales mínimos más elevados.

En cuanto a España, el Ministerio de Trabajo se encargó de hacer estos cálculos del Salario Mínimo Interprofesional, el cual afecta a 1,8 millones de trabajadores españoles. Para el año 2019 el Salario de España tuvo un incremento de aproximadamente 22%, lo cual sería hasta los 1.089 euros al mes que fue casi el mismo de hace una década.

Todo esto puede causar en España movimiento económico muy grande, no a corto plazo sino mayormente a largo plazo, debido a que impactará en las inversiones realizadas en el país y al consumo de ciertos productos en el mismo.

Aumento en el SMI

Durante los últimos 20 años, el Salario Mínimo Interprofesional de España se ha incrementado un 110% lo cual es considerado una cifra muy elevada en comparación a los países del centro y del oeste del continente.

En cuanto a países como Francia ha subido un 42% su salario, los países bajos un 36% y Portugal un 87%.

Por su parte, Alemania es un caso muy diferente a los demás debido a que introdujo recientemente el salario mínimo y por tanto no existe un nivel de comparación. En el año 2004 en España este se encontraba a casi la mitad que el de Francia, siendo un 47% inferior.

Para el año 2013 esta distancia se recortó de forma leve debido a que se ubicó en un 40% por debajo, lo cual deja ciertamente una diferencia amplia. Pero en este año 2020 por la situación de pandemia mundial la distancia entre estos dos países está pasando a ser inferior, 15%, un recorte muy brusco. El objetivo de los incrementos salariales es principalmente que los ciudadanos puedan poseer igualdad económica.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!