Bruselas ha sido muy clara con Pedro Sánchez y las consecuencias económicas provocadas por la crisis sanitaria y social del Coronavirus. Cuando lo peor de la crisis haya pasado, será el momento de apretarse el cinturón. El Ejecutivo de la Comunidad Económica Europea ha pedido más inversión en el ámbito sanitario porque el coronavirus ha dejado al descubierto una serie de problemas estructurales graves y una preocupante disparidad entre las regiones.

La pandemia por el coronavirus ha provocado que la inversión en el ámbito sanitario se haya disparado en varios países europeos

La comisión Europea ha hecho público este mismo miércoles todas las políticas de incremento de gasto público llevado a cabo por el Gobierno de Pedro Sánchez y la mayor parte de los países que forman parte de la Unión Europea para poder hacer frente a la grave pandemia global del COVID-19, pero ha advertido que será necesario llevar a cabo una serie de recortes una vez se haya estabilizado la pandemia del coronavirus y la emergencia sanitaria haya pasado.

Ante la situación provocada por el coronavirus, no se abrirá ningún proceso sancionador en la Unión Europea por el aumento del déficit

En sus recomendaciones sobre política económica que se presentan una vez al año, la Comisión Europea ha decidido no exigir ni a España ni a ningún Estado miembro de la misma que realicen ajustes en sus respectivos presupuestos a corto plazo, pese a que las previsiones que tienen encima de la mesa indican que el déficit se va a disparar, en tan solo un año, hasta el 10,1% del PIB (Producto Interior Bruto). De forma excepcional, no se llevará a cabo ningún procedimiento de tipo sancionador por este déficit excesivo. Incluso, todo lo contrario, Bruselas ha decidido activar la conocida cláusula de escape que incluye el “Pacto de Estabilidad y Crecimiento”, que suspende de manera temporal la exigencia establecida de que el déficit debe estar por debajo del 3% y los países deben establecer un nivel de deuda que no supere el 60% de su Producto Interior Bruto.

La prioridad, en estos momentos, es disparar el gasto en los servicios públicos para poder amortiguar el enorme impacto que se espera que tenga el coronavirus en distintos niveles en la mayor parte de los países de la Unión.

El objetivo es llevar a cabo todas las medidas necesarias para hacer frente a la pandemia del coronavirus lo mejor posible

Paolo Gentiloni, comisario del área de Asuntos Económicos, ha querido transmitir un mensaje muy claro: se recomienda a todos y cada uno de los Estados que son miembros que adopten todas las medidas que consideren necesarias para poder hacer frente de la manera más eficaz posible a la pandemia del coronavirus que estamos viviendo, sostener algo tan importante como es la economía y apoyar lo máximo posible la recuperación que será el siguiente paso.

Eso sí, el Ejecutivo de la Comunidad deja claro que cuando las condiciones económicas lo posibiliten, las políticas a nivel fiscal deberán cumplir con un claro objetivo de alcanzar una posición fiscal mucho más prudente a medio plazo y poder garantizar la sostenibilidad de la importante deuda que se espera, a la vez que la inversión tendrá que ser impulsada de manera notable para facilitar la recuperación de la economía. En estos momentos, no hay ninguna fecha encima de la mesa para volver a reunirse y debatir sobre el Pacto de Estabilidad.

Valdis Dombrovskis, vicepresidente del área de economía, se ha hecho una pregunta sobre cuánto tiempo se podrá mantener la cláusula de escape a nivel general.

La condición para poder aplicarla es muy clara: una crisis económica muy grave que golpee la Unión Europea o toda la eurozona en todo su conjunto. Este es el criterio, igualmente, en que se basarán si es necesario llevar a cabo la desactivación. Hoy en día, no se puede poner una fecha exacta ante el alto nivel de incertidumbre que existe entre los expertos en economía.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!