La inflación sigue en el 0,1% este mes de octubre, aunque esta evolución de los precios se ha visto influenciada por la subida del precio de la energía eléctrica. De esta manera, el índice de precios de consumo continúa con la misma subida anual del 0,1% del mes de septiembre, con lo que el mencionado indicador se mantiene en niveles mínimos igual que en los últimos tres años.

Aunque, según los datos del indicador revelados por el INE (siglas de “Instituto Nacional de Estadística”), en la evolución del IPC de este mes de octubre ha tenido mucho que ver la subida del precio de la electricidad (el año pasado, por esta fechas, el precio estaba bajando) y, por otro lado, la bajada del precio de los carburantes y del gas, que durante el año 2018 subía.

El IPC interanual termina a la baja

De esta manera, el IPC interanual termina con su tendencia bajista después de dos meses consecutivos de bajada por varios factores.

Teniendo en cuenta la evolución de los precios, mes a mes, el dato facilitado indica que ha tenido lugar un repunte durante el mes de octubre de un 1% en comparación con el mes de septiembre.

Por otro parte, hay que señalar que la variación anual del susodicho indicador adelantado por el IPCA se ha situado en un 0,2% durante el mes de octubre. Si este dato acaba siendo confirmado, la tasa anual del propio IPCA seguiría siendo la misma que durante el mes anterior. Los precios han sufrido un repunte, pero muy lejos del 1% de mes de octubre del año 2016 (el mayor de los últimos años) cuando se llegó al 1%.

Son muchos los expertos que critican las mediciones del IPC

EL IPC (o “Índice de precios al consumidor o de consumo”) es un índice del área de economía que se emplea para valorar el precio de un determinado grupo de bienes y/o servicios (también conocido como “cesta familiar”) y que se emplea como base continua de presupuestos de las familias españolas al tener en cuenta una serie de productos que adquieren las familias españolas de forma regular, y se tiene en cuenta la variación de precios teniendo en cuenta una muestra anterior.

Si el IPC es positivo, significa que hay un aumento de los precios; si es negativo, refleja una caída en los precios de los productos más utilizados. De todas maneras, son muchos los expertos que critican, duramente, el cálculo del IPC y de los índices de precios, entre otras cosas, al existir un riesgo real de que se confunda el IPC con el coste de la vida. Y, en España, no incluye la economía sumergida, por ejemplo.

Por esa razón, el índice no encajaría con la sensación real por parte de los consumidores de una subida generalizada de los precios de los alimentos y de los servicios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más