Integración, xenofobia e inmigración son las palabras que más han sonado durante la campaña. Este domingo se convocaron a siete millones de suecos que asistieron a las urnas electorales e hicieron valer su derecho al voto. Aunque los resultados han dejado atónitos al mundo, se ha posicionado el partido de la ultraderecha, y a pesar de que no ganaron el tan anhelado puesto, han quedado como los rotundos ganadores.

Pese a las conductas xenófobas y anti migratorias de los demócratas suecos, han quedado empatados, siendo el mejor resultado de la historia que cosechan.

Anuncios

Según el 99,6 % de los votos escrutados, obtuvieron el 17,6 % de los votos, mientras que todos los partidos de izquierda juntos solo lograron alcanzar un 40,6%.

Los demócratas suecos dieron un vuelco político. Hasta hace pocos días las encuestas habían pronosticado que los números no favorecian al partido. Se pudo evidenciar que los votantes apoyan las políticas que quiere imponer la derecha. De igual modo el partido socialdemócrata llegó al poder con una amarga victoria, puesto que han bajado la cantidad de votantes desde las últimas elecciones del 2014.

Los socialdemócratas perdieron al menos ocho puntos

Stefan Löfven , ha quedado en primer lugar, pero detrás ha quedado en claro que el partido que preside ha perdido fuerza, han perdido al menos ocho puntos , causando una gran preocupación en las bases de la legislatura. El partido ha sacado el menor puntaje de la historia, expertos políticos han declarado que es el peor resultado que se haya sacado en los últimos cien años. De alguna manera u otra estos resultados estarían cediéndole un gran espacio político a la xenófoba ultra derecha que podría convertirse en un cambio de gobierno a largo plazo.

Anuncios

Anoche antes de dar los resultados, se comenzaron a dar declaraciones que indicaban que los demócratas habían llegado al poder. Después de que se dieron los resultados finales se dio a conocer que aun los socialdemócratas quedaban en el poder, pero con una minoría. De inmediato comenzaron los líderes de otros partidos a demostrar su apoyo con el actual gobierno. El líder del Partido Moderado, Fredrik Reinfeldt, no ha ocultado que ayudará a aislar a los demócratas del parlamento, de ningún modo está dispuesto a darles acceso

Politólogo estudia el comportamiento de los votantes

El politólogo Niklas Bohlin, de la Mid Sweden University, ha manifestado que las elecciones tuvieron una transformación a última hora luego de los hechos ocurrido en Alemania.

A su parecer los votantes dieron un voto de desaprobación “Los votantes suecos han despertado a la realidad de a dónde lleva realmente ese voto de protesta si se acoge a partidos de extrema derecha, o que tuvieron un componente de extrema derecha en su pasado”, expresó. Lo cierto es que ha crecido la incertidumbre en el gobierno porque no están dispuestos a crear caminos en paralelo con los demócratas, que aunque son minoría son poderosos.