Como ya se está convirtiendo en costumbre, Pedro Sánchez está causando revuelo en cada una de las decisiones que toma desde que comenzó su mandato. Sin embargo, para algunos las nuevas estrategias no son muy bien estudiadas y causan preocupación ciudadana.

El su ultima entrevista a la cadena Ser, el presidente indicó que es necesario contemplar un nuevo impuesto del diésel ya que hay que contribuir con el freno del calentamiento global y que el combustible es altamente contaminante y debe ser utilizado únicamente en los casos estrictamente necesarios. Informó a su vez que esta decisión no afectará a los trabajadores profesionales del transporte.

Del igual modo, Sánchez manifestó que está creando una conciencia ecológica y que su gobierno se enfocará en “la transición ecológica”.Además, señaló que todos los demás combustibles que sean altamente contaminantes para el planeta también verán incrementado el impuesto como parte de un plan de transición energética y de sostenibilidad que comenzará a implementarse en el país.

Continúa la incompatibilidad comunicacional

Al parecer la comunicación entre el Gabinete Ejecutivo y el presidente no están muy clara, dado que en una declaración dada por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, una hora después de la intervención de Sánchez, no parecía informada de la decisión del actual Jefe de Estado. Cuando los medios de comunicación le preguntaron sobre el anuncio del impuesto al diésel ella indicó “Se habla mucho del impuesto del diésel pero el Gobierno ni siquiera lo ha anunciado”.

Este tipo de incompatibilidad de información se ha vuelto muy común en los últimos días, recordemos que hubo también una discrepancia entre las declaraciones de Dolores Delgado y Sánchez cuando no concordaron en las declaraciones sobre el caso de Llarena.

Aunque Reyes Maroto admitió que el Estado está estudiando la posibilidad de establecer los impuesto al diésel de manera controlada y coordinada, siempre pensando en el bienestar de los consumidores y de los industriales, señaló también que estas decisiones a corto plazo será muy buenas para el sector .

Sánchez podría pretender igualar los precios de los gasóleos.

Muchos rumores se han presentado desde que comenzó el mandato de Sánchez, quien no ha ocultado en ningún momento su intención de estabilizar e igualar los precios entre la gasolina y el diésel. Sin embargo, para tomar estas acciones lo ideal sería que el presidente se reuniera con los representantes del sector automotriz para estudiar cómo sería el impacto en el ciudadano común y para la industria.

Esta noticia aún no se ha confirmado pero resuenan entre líneas en toda la jornada política.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!