2

Cada vez España se aleja más del fantasma de la crisis económica y los Españoles así lo dejan entrever. Tras pasar varios años con el cinturón más que ajustado, la cantidad de personas que tienen capacidad de Ahorro ha aumentado en forma progresiva desde 2014. De acuerdo a un estudio realizado por el comparador de seguros Rastreator.com, el 85,2% de los españoles ahorra todos los meses, un aumento significativo de 12,6 puntos en comparación con el 72,6% que lo hacía en 2015.

De estos datos se desprende que quienes mes a mes pueden guardar hasta 200 euros corresponden a poco más de la mitad de los españoles. Mientras los que declaran poder ahorrar entre 200 y 500 euros mensuales corresponden al 23,5%.

En la vereda contraria se ubican los que pueden reservar más de 500 euros, pues esta capacidad se ha visto mermada y representa sólo el 7,7% de las personas a diferencia del 9,9% registrado en la versión 2016 del mismo estudio.

Ahorrar para viajes, imprevistos y caprichos

Pese a lo complicado que puede ser ahorrar para algunos, la crisis dejó una lección: ahorrar para protegerse de los tan despreciados imprevistos. Es así como el 68,9% afirma ser más ahorrador que años atrás.

Pero no todo significa guardar dinero para vivir tranquilo, sino también para poder comprar o darse algún gusto. En esta línea, el principal motivo para ahorrar es viajar (56,3%), seguido de disponer de un colchón ante imprevistos como desempleo, enfermedad, averías (56%). En tercer motivo es la educación, tanto propia como de los hijos (47,2%).

Vídeos destacados del día

La jubilación es otros ítem que los españoles no olvidan (40,4%) y es incluso más importante que comprarse algún capricho (35,7%).

Barreras para no ahorrar más

Pese al importante aumento en el número de ahorradores, casi el 70% de ellos sostiene que no ahorra lo suficiente.

Una de las barreras son los insuficientes ingresos, hecho que afirma el 71,4% de los encuestados. Los gastos inesperados surgen como el segundo obstáculo, seguido de la tentación de darse un gusto.

Otros dos motivos que restan capacidad de ahorro a los españoles son la amortización de las deudas y el apoyo económico en su círculo familiar y de amigos.

Se imponen los pagos electrónicos

El estudio también abordó la forma en que pagan los españoles. En este ámbito se encontró que la mitad de las personas (50,6%) evita pagar con dinero en efectivo siempre que puede. A tal punto llega la preferencia por los pagos electrónicos que un 56% cree que el dinero físico ya no será útil dentro de unos años y terminará desapareciendo.

Un porcentaje parecido (52,8%) estima que las tarjetas correrán la misma suerte.

Es así como un 80,8% de los españoles usa las plataformas de pago online. De ellos, los más jóvenes —entre 25 y 34 años— son los que más recurren a las transacciones electrónicas (86%), mientras que más de la mitad de ellos prefiere no llevar dinero metálico.

¿Quiénes son los más tecnológicos en España? Castilla La Mancha (61,3%), Extremadura (55,6%) y Cataluña (54,9%) son las regiones que más prefieren tarjetas de crédito y plataformas móviles. Por su parte, los gallegos (40,5%), aragoneses (43,1%) y asturianos (43,5%), son los menos asiduos a estas modalidades de pago electrónico.