La UEFA Europa League es la Sevilla Europa League. Desde hace años es un torneo que le queda perfecto a los andaluces. Ya sea el Dnipro o rivales grandes como el Liverpool o Inter, el Sevilla desde 2006 es invencible en este torneo. El Sevilla ha pasado desde DT como Juande Ramos, Emery y ahora Julen Lopetegui. Desde Kanouté, Luis Fabiano, Bacca a los Banega, De Jong y Navas. O desde en portería los Palop a los Bono; desde los Puerta a los Diego Carlos. Esa es la historia de este Sevilla en la Europa League.

El Sevilla sufrió pero pudo vencer 3-2 a un Inter en una final de alarido.

El primer tiempo quedará en la memoria por el ida y vuelta frenético. Una final de cambios de estados de ánimo para ambos y de goles. Diego Carlos pasó de cometer un penalti a Lukaku a ser el hombre que con una chilena puso el marcador final. Lukaku del Inter pasó de héroe a villano con ese autogol a la chilena del defensa brasileño del Inter.

Lukaku puso arriba al Inter, pero De Jong dio la vuelta para el Sevilla

El Sevilla de Lopetegui no hizo muchos cambios en parado, pero sí un hombre en ataque que fue la diferencia. Los andaluces salieron con un 4-3-3 con el marroquí Bono en puerta. Koundé y Diego Carlos estuvieron en la central con Navas y Reguilón por bandas. Jordán, Fernando y Banega estuvieron en el medio del campo.

Arriba jugaron Suso y Ocampos. Lopetegui no puso al delantero marroquí ex Leganés, En-Nesyri. El holandés Luuk de Jong marcó en la semifinal vs el United y jugo de titular la final. El holandés ex PSV sería la figura de la final en Colonia.

Conte mandó un 3-5-2 con Handanovic en portería más Bastoni, deVrij y Godín en defensa.

Conte llenó la media cancha con línea de 5; Gagliardini, Brozovic y Barella más Young y D’Ambrosio a los lados. Lautaro y Lukaku fueron los dos delanteros ya conocidos de los interistas. Al minuto 5, Lukaku se escapó en un balón filtrado de Barella y Diego Carlos le cometió penalti. El árbitro holandés Dannie Makkelie no mostró la tarjeta roja.

Todo el partido dejó faltas sin mostrar tarjetas. Lukaku metió el penal a pesar de que Bounou adivinó la dirección del disparo.

Sevilla como equipo serio siguió como si nada y empató a 1 a la brevedad. Lopetegui y su equipo hicieron una presión alta y Navas en banda mandó perfecto un centro a De Jong. El holandés se tiró casi a ras de césped y levantó el cuero para un cabezazo de epopeya. Inter al 16 reclamó una clara mano de Diego Carlos pero el árbitro ni siquiera fue a consultar al VAR. Los italianos con 30 por ciento de posesión tuvieron opciones con latigazos a Lukaku y Lautaro. El partido siguió con un ida y vuelta espectacular y al 33 en pelota parada cayó el 2-1. Banega proyectó el balón desde el vértice del área chica para que De Jong rematara de cabeza.

El holandés superó su marca y saltando hacia atrás metió un tremendo efecto al palo lejano de Handanovic.

Diego Carlos y su chilena dieron el tercer gol y la sexta Europa League al Sevilla

El Inter empató a 2 antes del medio tiempo con pelota parada y remate seco de Godín. En el segundo tiempo, la intensidad bajó mucho y el Inter tuvo posesiones más largas pese a la presión constante arriba del Sevilla. El madridista Reguilón avisó con una internada por banda. Pero el Inter al minuto 65 tuvo un mano a mano de Lukaku con Bounou. El delantero estrella belga remató, pero el joven portero africano tapó en la jugada del partido.

Cuando el partido estaba sin dueño vino el veneno para el Internazionale otra vez en forma de la pelota parada.

El centro de Banega fue mal despejado y Diego Carlos sacó una chilena. El balón iba afuera pero Lukaku metió la pierna para incrustar el cuero en propia meta. El Sevilla se coronó por sexta ocasión. Para Lopetegui un título que sabe a redención después de lo que pasó en España y en el Real Madrid. El próximo campeón de la Europa League, podría ser un nuevo club, si es que el Sevilla lo permite.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!