Major League Soccer y la Asociación de Jugadores de MLS anunciaron un acuerdo que autoriza a poner en marcha un plan que pone de regreso el Fútbol de primera división en Estados Unidos. En juego durante los últimos cinco días estuvieron los términos de la competición y las condiciones salariales de los jugadores en los próximos años. La temporada regular de MLS se suspendió el 12 de marzo.

Casi dos meses más tarde los jugadores regresaron a los entrenamientos individuales, a finales de mayo la liga autorizó los entrenamientos en grupos pequeños. En ninguna de estas dos etapas se han realizado pruebas de coronavirus a los jugadores.

El tercer y último paso en la fase de vuelta a los entrenamientos, involucra los trabajos con la plantilla completa en cancha, y esta si requiere de pruebas a todos los jugadores.

El regreso será en Orlando

El torneo en Orlando tendrá como sede el complejo "ESPN Wide World of Sports". La liga todavía no define un calendario de partidos, los equipos estarán llegando a las instalaciones en las últimas semanas de junio. Participarán todos los equipos afiliados a la liga. En la fase de grupos se disputarán tres partidos que contarán en la temporada regular, luego vendrán rondas de eliminación directa hasta llegar a la gran final. El campeón del torneo tendrá un premio de un millón de dólares. Esta competencia es solamente el inicio, la liga pretende continuar con la temporada 2020 y finalizar en el mes de diciembre.

La Liga afronta pérdidas millonarias

La vuelta a los partidos no significa que la liga podrá recuperar el terreno perdido debido a la pandemia del coronavirus, el comisionado Don Garber estima que las perdidas son cercanas a los mil millones de dólares, según reporte de Deporte Total USA. Por eso, era vital para la liga llegar a un acuerdo con los jugadores que le sirva a los dirigentes para prepararse de cara a la inevitable crisis económica.

La liga depende en gran parte del ingreso que dejan los partidos en cuanto a la venta de boletos y de mercancía en los estadios. Los jugadores acordaron reducir su salario en un 5%. El nuevo contrato colectivo que estaba supuesto a mejorar los salarios de los jugadores y que entraría en vigencia este año, lo hará hasta en el 2021.

No todos los jugadores están de acuerdo con las medidas de Major League Soccer

Las negociaciones tuvieron sus altas y bajas. Disney impuso una fecha límite a la MLS para definir el futuro de su competencia y eso obligó a Don Garber a presionar a los jugadores. Garber tomó la decisión de amenazar a los jugadores con congelar la liga por un tiempo indefinido si no llegaban a un acuerdo. Los jugadores consideraron finalmente que la amenaza era innecesaria y no se presentaron a los entrenamientos durante esta semana. Sin embargo, tras la aparente tensión el cuerpo técnico y jugadores pudieron someter a votación la propuesta, misma que fue aprobada por mayoría de votos.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!