En el cierre de la jornada 26 de la Bundesliga se enfrentaron el Werder Bremen y el Bayer Leverkusen. En condición de local, el Werder Bremen tenía la obligación de sumar, ya que se encuentra en la penúltima posición en la tabla y con riesgo de perder la categoría. Mientras, el Bayer Leverkusen vive una realidad completamente distinta. Los de Peter Bosz se ubican en la quinta posición y necesitaban los tres puntos para mantenerse en la lucha por los puestos de clasificación a la Champions League.

El Bayer Leverkusen sacó ventaja temprano de la peor defensa

Los números no mienten. El Werder Bremen llegó al partido con la peor defensa del campeonato.

Durante la primera media hora de juego, el Bayer Leverkusen se mantuvo con un alto porcentaje de posesión esperando el error del rival. Al minuto 28, un centro al segundo palo encontró a Kai Havertz libre de marca entre dos defensores y con remate de cabeza cruzado abrió el marcador. Era un resultado justo. El mérito del cuadro visitante estuvo en mantenerse paciente y esperar el momento adecuado.

La respuesta del Werder Bremen fue buena. Dos minutos más tarde logró empatar el partido cuando Theodore Gebre Selassie conectó de pierna derecha después de un tiro de esquina. Anticipando a la defensa, pudo dar la sorpresa y en la primera oportunidad del partido, el Werder Bremen empataba el encuentro.

La alegría duraría poco, ya que al minuto 33 apareció nuevamente Havertz, quien se mostró imparable en el juego aéreo y de cabeza nuevamente anotó el 1-2 y su octavo del campeonato.

Mitchell Weiser anotó su primer gol de la temporada con el Bayer Leverkusen

En el segundo tiempo, el Bayer Leverkusen le dio la pelota al Werder Bremen, que fue en busca del empate pero dejando grandes espacios en defensa.

Al minuto 60, el Leverkusen armó una contra mortal que terminó en el primer gol de Mitchell Weiser en toda la temporada. El defensa llegó libre de marca en el área chica.

El Leverkusen puso el partido fuera del alcance al minuto 78, cuando Kerem Demirbay recibió el balón en el área rompiendo la línea del fuera de juego y con remate suave por encima del arquero amplió la ventaja.

Fue un partido completo para los visitantes, que tuvieron efectividad frente al arco en todo momento.

El Bayer Leverkusen no se deja sorprender

La jornada 26 ha dejado pocas sorpresas. El líder, el Bayern de Múnich, y su más cercano perseguidor, el Borussia Dortmund, consiguieron triunfos cómodos. El Fortuna Dusseldorf y el Paderborn se enfrentaron en un duelo directo por el descenso y empataron sin goles.

Con el triunfo del Bayer Leverkusen, la lucha en los primeros puestos incluye a cinco equipos. El sexto puesto, que hoy está ocupado por el Wolfsburgo y que significa un pase a la Europa League, por ahora también involucra a Freiburg, Schalke 04 y Hoffenheim.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!