Messi el de las asistencias, Messi el goleador de La Liga, Messi el jugador del que todos estaban preocupados u ocupados en su “mala racha” porque no convertía desde hace 4 partidos; sí, el mismo que hoy encajó 4 tantos para dejarlos a aquellos contentos y seguir siendo –como si alguna vez se hubiese perdido- el goleador de La Liga con 18 tantos.

Como para que no queden dudas, incluso muy a pesar del juego aburrido del Barcelona de Setién, Messi lleva la bandera de la magia y la tranquilidad al Camp Nou, por ahora liderando La Liga a la espera de Real Madrid - Levante.

Frota los botines y hace del Fútbol un deporte imposible para cualquier mortal.

Quedó claro en el primer tanto: lo que para un buen jugador sería un aglomeramiento humano, para él es un juego de conos.

La magia y la tranquilidad se juntan en su fútbol y le devuelven al Camp Nou, antes encendido en protestas hacia el presidente por lo ocurrido en la semana, lo único que en verdad van a buscar: podríamos decir que es fútbol, pero en realidad, lo único que quieren es a Messi.

Y tienen razón, porque mientras el Barcelona intenta recordar cómo se juega, Messi nunca se olvida cómo ser Messi.

Al Barça le bastó con Messi para ganar el encuentro

Es cierto que Eibar, muy por debajo de la mitad de la tabla en La Liga, no fue un rival duro para el Barcelona de Messi. Pero también es cierto que el culé tiene a su propio rival, él mismo.

Entre su juego sin cambios de ritmo, aunque mejorando poco a poco, sus salidas que parecen subestimar al propio destino del fútbol, sus constantes posiciones fuera de juego y por momentos un portero que tuvo algo de trabajo –hasta un gol anulado al Eibar-; el Barcelona se enfrenta encuentro a encuentro a ganarse a sí mismo: a sus internas, a sus dudas y al fútbol de Quique Setién que aunque obtiene victorias, no convence.

El que si convence es el diez, Messi, quien convirtió 4 tantos de los 5 para la goleada del azulgrana en el Camp Nou. Y del que Setién declaró: “Leo siempre es una garantía para cualquier equipo y entrenador, es un lujo”.

Los tres tantos del Barça de Messi en el primer tiempo

A los 14 minutos del primer tiempo, Lionel Messi frota el botín y enciende la magia, acumulando a los jugadores del Eibar y saliendo de la maraña con un caño para luego rematar con la izquierda desde el centro del área por el lado derecho de la portería.

Messi 1 Eibar 0. El Barcelona abre el marcador y Messi rompe la racha con un tanto increíble después de cuatro encuentros sin encajar.Todos contentos.

Pero una vez que la lámpara se enciende, hay que pedir más deseos y a los 37 minutos, llegaría el segundo gol del diez. Un remate de izquierda de Messi con la asistencia de Arturo Vidal. Messi 2 Eibar 0.

Los deseos vienen de a tres, así que a los 40 minutos Messi encaja el tercero con un remate desde el centro del área al centro de la portería. Un tanto involuntario, al principio, porque el capitán amagó a rematar y cuando el portero se movió le entregó un pase atrás a Antoine Griezmann, que pierde el balón, rebota en el defensor y por obra del destino vuelve a los pies del goleador de La Liga que ya no lo piensa y encaja el tercero para el culé.

Messi 3 Eibar 0. Final de la primera parte.

Messi también convirtió en el segundo tiempo

Pero como el genio del botín es Messi, tiene deseos extras, y también colabora con los demás. A los 72 minutos del segundo tiempo se retiraría del campo de juego aplaudido y de buen encuentro el francés Griezmann, para darle paso al debut de la reciente incorporación: Martin Braithwaite –un buen debut para el delantero que corrió cada pelota y aguantó con la espalda y el cuerpo de un auténtico delantero de área-. Del que Setién declaró: “Hemos hecho un fichaje extraordinario, se adapta a lo que necesitábamos, va bien al espacio y el apoyo, entiende bien el fútbol y nos va a ayudar muchísimo”.

Y que a los 87 minutos cuidaría la pelota hasta descargar un centro a los pies de Messi, quien no remata de primera, tampoco de segunda ni de tercera; sino que remata de cuarta y con la izquierda desde muy cerca de la portería por bajo junto al palo izquierdo; después de desparramar al portero y acumular rivales y demostrar que Messi está tranquilo –el que no está tranquilo es el presidente-.

De nuevo el Camp Nou se rinde a los pies de su capitán y le agradece. Messi 4 Eibar 0.

Queda el brindis final y es de Eibar 0. Arthur, que a los 89 minutos remata con la derecha desde muy cerca de la portería y encaja el quinto tanto para un Camp Nou agradecido, que empezó pidiendo la dimisión de su presidente, pero que también, fue a buscar a su capitán –a su goleador, asistidor, al diez- y lo tuvo; tuvo una vez más al gran Lionel Messi.

Sigue la página FC Barcelona
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!