Después de una larguísima espera que mantuvo a Caracas separada de su selección nacional, los venezolanos pudieron ver jugar a sus ídolos como locales en la capital. Venezuela se midió primero ante Bolivia y 4 días después ante Trinidad y Tobago, disputando ambos encuentros en el estadio Olímpico de la Universidad Central, haciendo valer su condición de anfitrión. En ambos casos el equipo que dirige el entrenador Rafael Dudamel, consiguió la victoria al vencer 4-1 a los bolivianos y 2-0 a los trinitenses.

La Vinotinto, nombre con el que también se identifica a la selección venezolana, no jugaba en el recinto capitalino entre otras cosas por las malas condiciones del terreno. Debido a esto, la FIFA no aprobaba partidos en este campo de Fútbol y ambos triunfos hicieron sentir a los hinchas que la espera había valido la pena, ilusionándolos con la posibilidad de albergar como sede oficial para las eliminatorias al mundial de Catar 2022.

Los triunfos de Venezuela pasan por el prejuicio de los aficionados

Para los seguidores de la selección venezolana, el bajo rendimiento presentado por los rivales de turno, hacía presagiar el dominio del cuadro vinotinto, interpretándose que estos tenían menos nivel que los locales. Esto ha hecho que los dos partidos ganados por Venezuela sean menospreciados por una buena parte de la hinchada venezolana, mientras que el técnico Rafael Dudamel, se defiende diciendo: "Valoro muchísimo cada encuentro, porque independientemente del nombre del rival, estos siempre tienen alguna dificultad que obliga a tener que superarla".

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Fútbol

Aunque ningún oponente debe ser subestimado, todo indicaba que la balanza se inclinaría hacia el cuadro rival, porque al momento de su presentación para estos choques, el balance estadístico para nada era nada halagador y así se evidenció en la cancha. Para todos es sabido que desde hace un par de ciclos mundialistas, la selección de Bolivia no ha podido reencontrarse y lo negativo de sus resultados, ubicó esta nación en el puesto 72 del ránking que la FIFA publicó en septiembre.

Entre las alternativas que han considerado las autoridades del fútbol boliviano para que su selección regrese a los puestos de honor, destaca la contratación de un nuevo director técnico. Por eso acordaron con el entrenador César Farías, quien también es venezolano, pero en el amistoso internacional que sostuvo ante el cuadro de su país salió lleno de goles. Al menos por ahora este resultado indica que Bolivia sigue dando tumbos y los aleja un poco más del tan ansiado éxito que buscan desde hace un buen rato.

Pero además de Bolivia y Trinidad y Tobago tampoco se presentaron con opciones que inquietaran a Venezuela, porque llegaron con un una seguidilla de partidos sin ganar que sumaban 13 en total. Situados en el puesto 100 de la lista de países que integran la Federación Internacional de Fútbol, los trinitenses no encontraron el ritmo y un síntoma de esto fue que el técnico Dudamel, dejó de dirigir y permitió que lo hiciera su asistente.

Además hizo los 4 cambios en el inicio del segundo tiempo, mientras que ofensivamente los caribeños hicieron un solo disparo al arco rival en todo el juego.

En clara alusión al técnico Dudamel, su ex-jugador Josef Martínez también menospreció los rivales

El delantero que milita en el fútbol de los Estados Unidos y es la máxima referencia del Atlanta United gracias a su desempeño como goleador, hizo ver que las victorias de su selección se concretaron porque los rivales eran de menor jerarquía, poniendo en entredicho el trabajo de Rafael Dudamel. Durante una declaraciones a los medios, Josef Martínez se mofó cuando le preguntaron su opinión acerca del desempeño que había tenido Venezuela en esta dos fechas diciendo "a quién le ganaron, a Bolivia y Trinidad, tú me dirás".

La razón de estas polémicas declaraciones se dan, porque recientemente Josef Martínez, quien por cierto está nominado para el premio de Jugador más Valioso en la principal liga del fútbol estadounidense, remitió una carta en la que renunciaba a la selección de su país. En la misiva el ariete destacó que no se pondría el uniforme de La Vinotinto, mientras Rafael Dudamel estuviera al frente, desatando una tormenta en el entorno futbolístico de su país.

Por si esto fuera poco, luego de hacer pública su renuncia al combinado vinotinto, José Salomón Rondón y Tomás Rincón, referentes de la selección venezolana, criticaron la decisión de su compañero en clara evidencia de que no lo respaldaban. Por esa razón, al preguntarle a Josef acerca de este punto, no solo negó conocerlos, sino que además dijo "llegará el momento en que le diga sus cositas a esos dos también".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más