Un 18 de junio hace ya seis años se liquidó definitivamente el concurso de la Unión Deportiva Salamanca como entidad futbolística a causa de de una deuda de 23 millones de euros. La fatídica noticia sacudió entonces al legendario conjunto de Castilla y León con 90 años de existencia (fundado en 1923) y un total de 12 temporadas disputadas en Primera División. Un club romántico que dejó un buen legado en la historia del Fútbol español, pero también un broche recubierto de cierta ponzoña por desgracia.

Un equipo "muerto"

Tras hacerse oficial su desaparición, las palabras de despedida del Salamanca a través de las redes sociales no pudieron ser más desgarradoras: "Hoy es el día más triste de mis 90 años de historia. Estoy en cada una de vuestras lágrimas. Viviré siempre en vuestros corazones". El sentimiento desangelado de abatimiento de que algo había muerto. Así lo expresó también Máximo Mayoral, uno de los administradores concursales, tras abandonar la junta de acreedores del Salamanca: "Hoy se puede decir que el Unión ha muerto".

Una reunión que, por cierto, terminó no celebrándose por la incomparecencia del mínimo protocolario de asistentes.

El Salamanca cimentó, por encima de cualquier otra cabeza visible, el prestigio como entrenador de Juanma Lillo. De madre salmantina y viviendo 14 años en la ciudad, Lillo se convirtió en el técnico más joven en debutar en Primera División con 29 años. Y no fue un camino de rosas, ni mucho menos. Más bien todo lo contrario. Juan José Hidalgo, propietario y presidente del club, apostó por el vasco con el equipo entonces en Segunda División B para terminar consiguiendo un doble ascenso a la máxima categoría del fútbol español en el año 1995.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Historias Fútbol

Una transición muy dulce de Lillo que concluiría, no obstante, a finales de febrero de 1996 tras una derrota en su estadio con uno de sus rivales directos por la permanencia, el Rayo Vallecano.

Sus leyendas

Otro de los indiscutibles nombres propios del libro de historia del Salamanca es Jorge D'Alessandro con su cartel como futbolista con más partidos disputados en Primera División (242). Con el portero argentino coincidieron su compatriota Ricardo Rezza y el portugués Joao Alves, etapa en la que el equipo rozó la clasificación europea.

Otro histórico y salmantino de nacimiento fue Vicente del Bosque, ex seleccionador de España y campeón del Mundial 2010, que se formó en las categorías inferiores del Salamanca e incluso llegó a ser máximo goleador del filial con 17 años. Ilustres más recientes fueron el atacante portugués Pauleta o el mítico Quique Martín, que llegó a disputar 284 partidos y se retiró en el equipo con 38 años.

Acaecido todo este gris episodio, irrumpió el Club de Fútbol Salmantino (equipo que ha comprado los símbolos de la UDS y usa su escudo), nombre con el que figuró durante décadas el filial de la Unión Deportiva Salamanca a pesar de que le siguió una escisión de toda la cantera y la recuperación definitiva del Salmantino.

Tras tener que empezar su concurso debido a una decisión judicial (se dictaminó que constaba como un equipo de "nueva creación") en la categoría Provincial, el Salmantino logró el ascenso a Regional en la 2015-16, a Tercera División en abril de 2017 y a Segunda División B en junio de 2018, categoría que disputa actualmente habiendo obtenido la duodécima posición. Aunque de diferente manera, el Helmántico va ubicando su renacer.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más