Knicks, Cavs, Bulls, Suns o incluso los Hawks, son los equipos que combaten duramente por no tener el galardón de ser los peores de esta temporada regular en la NBA. Un 'premio' que todos los años está peleado. En la pasada regular season el equipo con peor récord fue Phoenix Suns (21-61), aunque había bastantes más equipos en la pomada a estas altura de temporada, además de los ya nombrados (excepto los Cavs), Nets, Magic, Grizzlies, Mavs y Kings.

La mejoría de los equipos que este año no se sitúan entre los puestos más bajos tiene que ver, en algunos casos, por el estallido y la reivindicación de jugadores jóvenes (Kings y Nets), la suma de gente joven [VIDEO]con fichajes importantes (Mavs), la recuperación de jugadores importantes que volvían de lesiones (Grizzlies) o el cambio de entrenador en el caso de los Magic con el despido de Frank Vogel y la contratación de Steve Clifford.

Peores equipos de la historia de la NBA

Esta temporada la NBA ha ganado en competitividad. A falta de un tercio del campeonato solo hay cinco equipos que no pelean por nada, bueno sí, por no llevarse el ‘premio’ al peor equipo de la competición. Aunque sí es cierto que todos ellos están lejos de los Charlotte Bobcats de la temporada 2011-2012 (año del lockout) que cosechó un récord de 7 victorias y 59 derrotas, convirtiéndose así en el peor equipo de la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo, o de los 76ers de 1973 y 2016 (9-73 y 10-72, respectivamente).

Análisis por equipos

Empecemos analizando la situación del equipo de Nueva York (10-40). Franquicia que acaba de revolucionar el mercado de fichajes: Porzingis, Courtney Lee, Tim Hardaway Jr y Trey Burke acaban de poner rumbo a Dallas a cambio de Dennis Smith Jr, DeAndre Jordan y Wesley Mathews. Aunque vamos a analizar su situación hasta día de hoy.

Los Knicks sabían que su, hasta entonces, máxima estrella, Kristaps Porzingis, iba a perderse más de la mitad de la temporada, desde que se lesionara el pasado mes de febrero.

Además, su período de recuperación se ha alargado más de lo esperado. Las elecciones del draft de Knox y Mitchel Robinson, sumado al joven Allonzo Trier, incorporado en verano sin haber sido elegido en el draft, han tomado peso en el equipo neoyorquino con buenas actuaciones. Pese a esta buena noticia, las lesiones han sido un lastre durante toda la temporada y un dolor de muelas para Fizdale, que no ha podido contar con jugadores importantes en muchos partidos como Tim Hardaway Jr, Courtney Lee, Kanter o Mudiay, este último otra vez lesionado junto a Ntilikina, Kornet y el propio Porzingis.

Todo esto con ‘los antiguos Knicks’, ahora todo cambia.

Quizá la situación más sorprendente por sus buenos resultados en los últimos años sea la de Cleveland. Algo no tan sorprendente tras quedarse el equipo huérfano con la marcha de Lebron James. Los de Larry Drew (11-41) han pasado de pelear por el Anillo a pelear por no ser el peor equipo de la NBA. A pesar del sorprendente lavado de cara de lo Cavs en mitad de la pasada campaña, Lebron seguía entre sus jugadores, motivo que les hizo llegar a la final del campeonato.

La ya mencionada marcha de King James a los Lakers ha hundido en lo más profundo a la franquicia de Ohio que, si a esto sumamos los meses que lleva de baja Kevin Love, la decisión técnica de prescindir de JR Smith y otros jugadores importantes que han estado un tiempo considerable de baja como Tristan Thompson o Larry Nance Jr, nos da como resultado la pésima temporada que están completando los Cavaliers.

Chicago Bulls, Phoenix Suns y Atlanta Hawks (12-40, 11-42 y 16-34, respectivamente) pueden entrar en el mismo saco. Y es que las tres franquicias apuestan por equipos jóvenes y futuras promesas que en cualquier temporada pueden realzar a sus equipo como ha ocurrido este año con Dallas, Brooklyn y Sacramento. Los Bulls, con Zach LaVine, Kris Dunn, Chandler Hutchinson, Lauri Markkanen, Jabari Parker y Wendell Carter Jr no superan los 23 años de media. Actualmente son la columna vertebral de los de Jim Boylen que, además, acaban de fichar a Carmelo Anthony y quizá deberían fichar a alguien más si quieren aspirar a otras cosas en el futuro.

Lo mismo ocurre con el equipo de Phoenix que, pese a este año contar con una plantilla muy superior a la de años anteriores, el equipo continúa en la misma dinámica. Con Devin Booker como jugador franquicia, los de Arizona, cuentan con jugadores consagrados en la NBA como Ryan Anderson, veteranos como Jamal Crawford y grandes promesas como Deandre Ayton (número uno de este draft), Kelly Oubre Jr, Mikal Bridges, De’Anthony Melton o Dragan Bender. Por nombres, uno de los equipos más completos y a la vez inexpertos de la zona baja. Con un futuro prometedor a corto-medio plazo.

El equipo más destacado para bien, de los referidos en este artículo son los Atlanta Hawks que cuenta con un gran número de jugadores jóvenes e importantes en la franquicia. Trae Young, Taurean Prince, John Collins, Spellman, DeAndre’ Bembry o Huerter, son los jóvenes por los que apuesta Lloyd Pierce, mezclados con la experiencia de jugadores más veteranos y consagrados en la NBA como Jeremy Lin, Dedmon o Vince Carter. El gran número de jugadores jóvenes hace que la franquicia tenga ilusión para el futuro, pero quizá la falta de alguna estrella hace que los de Georgia sean uno de los peores equipos de la NBA.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más