Por segunda vez en menos de seis meses el delantero galés, Gareth Bale, vuelve a estar en la lista de transferibles del Real Madrid d [VIDEO]e cara a la próxima temporada. Así lo dio a conocer el diario británico Sunday Express en su edición del lunes 15 de octubre.

A pesar de que el mismo diario manifiesta que Bale se siente a gusto en la Casa Blanca, en esta información se asegura que es la directiva, la cual pagó cerca de 100 millones de euros para traer al jugador procedente del Tottenham Hotspur de la Liga Premier inglesa, la que habría tomado ya la decisión de venderlo.

De acuerdo con el diario británico, el rendimiento del jugador no ha sido el esperado tras la salida de Cristiano Ronaldo para la Juventus de Turín en el pasado mercado de verano.

La publicación sostiene, además, que la posible venta del delantero permitiría cubrir los costos de la transferencia del jugador belga, Eden Hazard, al cuadro merengue durante la próxima ventana de pases para los clubes europeos.

De ser cierta la información, sería la segunda vez en la que el jugador nacido en Cardiff (Gales), se encuentra en la mira para abandonar la institución merengue. La primera vez fue durante la temporada 2017-2017, cuando el francés Zinedine Zidane (en ese momento DT del conjunto blanco) intentó venderlo. Intentona que se paralizó tras la notable actuación de Bale en la final de la Liga de Campeones frente al Liverpool.

Manchester United interesado en Bale

Uno de los factores que está afectando la carrera de Bale en el Real Madrid es su bajo rendimiento con el club madrileño.

Bale ha intervenido en un total de nueve partidos durante la presente campaña combinando los encuentros de La Liga, y las competiciones internacionales (Champions League [VIDEO] y Supercopa de la UEFA). En estos ha anotado cuatro dianas y sumado tres asistencias.

A pesar de ello, son varios los equipos de Inglaterra que han mostrado interés por el jugador, sabedores de lo que es capaz de hacer basándose en su pasado en el Tottenham Hotspur entre los años 2007 y 2013. Entre los clubes que pretenden sus servicios se encuentran el Manchester United, el Chelsea y el propio Tottenham.

Jugador de momentos decisivos

A pesar de su bajo rendimiento y las lesiones, su jerarquía en momentos determinantes es lo que le ha permitido vestir la camiseta blanca por 131 partidos.

Los seguidores del conjunto merengue aún tienen en la mente el gol que le marcó al Barcelona en la final de la Copa del Rey de 2014, definiendo el partido tras dejar en el camino a Bartra. Así también los dos goles marcados al Liverpool en la final de la Champions de 2018.