Arda Turan ya no es ni la sombra de lo que fue. La vida del futbolista ha dado un giro radical desde que llegó, cedido por el Barça, al Estambul Basaksehir, equipo de la liga de Turquía, su país natal. Muestra de esa decadencia es la monumental trifulca en la que el jugador se vio envuelto esta semana. En un popular club nocturno de Estambul, Arda le rompió la nariz a un famoso cantante otomano [VIDEO], llamado Berkay.

Mientras el deportista intentaba ligar con la novia del artista, origen de la pelea, su mujer le esperaba en casa embarazada de 8 meses. En las últimas horas, un vídeo que no ha tardado en hacerse viral, muestra que los rumores de que el ex del Barcelona [VIDEO] llevaba encima un arma eran ciertos.

Se acercó a la pareja de la víctima y le pidió que le disparase

Tras la bronca, Berkay tuvo que ser trasladado a un hospital, donde fue operado de las lesiones provocadas por el futbolista. Según los medios de comunicación locales, Arda Turan se presentó en el centro sanitario donde estaba siendo intervenido el cantante. Allí, se acercó a la pareja de la víctima y le pidió que cogiera la pistola y le disparase.

El centrocampista desmintió a la prensa que portara un revólver y ha negado la información en sus redes sociales. Sí reconoce la pelea en la discoteca, pero califica de "rotundamente falsa" la noticia de que sale armado por la noche. "Voy a pedir perdón y a aclararlo. Todo es una difamación contra mí, son mentiras", escribe en Instagram.

Pero la grabación que ha salido ahora a la luz no deja lugar a dudas.

Demuestra cómo el jugador turco sí tenía consigo una pistola, con la que accedió al hospital y que entregó a la novia de Berkay para que le matara, algo a lo que la joven se negó después de que hubiera querido ligar con ella y que su chico se llevara un puñetazo del deportista. Según la policía, el arma llegó a dispararse accidentalmente, aunque nadie resultó herido.

Hasta 16 partidos sancionado por broncas y agresiones

En su último año en el FC Barcelona, Arda Turan apenas tuvo minutos de juego, lo que le llevó a marcharse a su tierra cuando Luis Enrique [VIDEO] decidió prescindir de sus servicios. En la temporada 2016/2017, solo disputó 18 partidos con el conjunto azulgrana.

Y en Turquía tampoco le van bien las cosas. Protagonista de numerosas tanganas y agresiones, el ex jugador culé ha estado hasta 16 jornadas en blanco debido al cúmulo de sanciones. Este nuevo lío se suma a los acontecimientos acaecidos, casi ninguno bueno, desde que llegó al Estambul Basaksehir.