Este partido era el primero en las semifinales de Rusia 2018, entre la escuadra francesa y la uruguaya; generando muchas expectativas. Las personas estaban ansiosas de ver como respondía el equipo francés ante un rival muy duro como lo es la escuadra charrúa, además en este partido los uruguayos no iban a poder contar con su delantero estrella Cavani.

Varane, el jugador del primer tiempo

Los dirigidos por Didier Deschamps sabían que tenían un reto muy difícil, y que no le iban a dar las mismas facilidades que otorgó el equipo argentino. Uruguay inició el partido con una defensa de cuatro hombres, esto lo hacía para detener el ataque y defenderse cuando Francia tenía la posesión del balón.

Durante los primeros 39 minutos el equipo francés tuvo muchos problemas para encontrar el arco rival.

El equipo francés logró encontrar una debilidad en la defensa uruguaya, y fue en el balón parado, en donde pudieron encontrar el primer gol. Un excelente cabezazo por parte del defensa Varane al minuto 40 abrió el marcador a favor del conjunto francés, y así empezó a tener más claridad en el partido, y fue así como terminó el primer tiempo, con la ventaja del equipo francés 1-0. Este marcador no fue para nada definitivo, por lo que los charrúas no bajaron las manos en el segundo tiempo [VIDEO].

El error que marcó la eliminatoria

El desafío para Uruguay era la manera de responder al gol de Varane del primer tiempo, y lo estaba intentando con su lateral derecho Martín Cáceres. Los minutos transcurrían, y el uruguayo se empezó a desesperar poco a poco, y toda esta desesperación empezó a provocar que el partido se fuera poniendo muy agresivo.

Fue en el minuto 61 cuando la eliminatoria fue sentenciada por los franceses, ya que en un descuido dejaron que Tolisso mandara un pase al delantero Antoine Griezmann y golpeará con pierna izquierda, parecía que el portero Muslera lo detendría, pero el rebote del balón y la mala posición de las manos hicieron que ese balón entrara a la portería. Los aficionados uruguayos no podían creer la mala atajada realizada por el portero, lo que ponía al equipo en la lona.

En la cara de todo el equipo uruguayo se empezaba a notar la desesperación como iban transcurriendo los últimos minutos, ya que el juego se estaba calentando demasiado, sobre todo en una jugada en especial, donde Paul Pogba agarró del cuello a Nandez. Y el árbitro parecía que estaba perdiendo el control del juego [VIDEO].

Tal vez una de las escenas que quedar marcado en este partido, fue en el momento de un tiro libre en los últimos minutos del partido a favor de Francia, y en la barrera uruguaya se encontraba Giménez llorando por la impotencia, fue algo realmente conmovedor. Fue así como los minutos se consumieron y se declaró al primer semifinalista, que es el cuadro francés, que ahora espera a su próximo rival.