Tras superar dos tandas de penaltis para llegar a plantarse entre los cuatro mejores equipos de Rusia, Croacia ha superado a Inglaterra en la prórroga tras un partido en el que ambos conjuntos se han entregado con cuerpo y alma.

Tras ocasiones ajustadas, de atajadas de porteros providenciales, Mario Mandzukic ha marcado a diez minutos del final del tiempo extra el gol que permite a Croacia entrar en la historia de las finales de los Mundiales por primera vez en una selección que solo tiene 24 años de vida. Si hace 20 años, en 1998, Croacia consiguió quedar tercera en un Mundial, el domingo, contra Francia, buscará su primera Copa del Mundo.

Y todo ello, cuando a los cinco minutos, el signo del partido ya había cambiado en favor de los ingleses [VIDEO].

Es el tiempo que ha necesitado Inglaterra para adelantarse en el marcador contra Croacia y demostrar las ganas que tenía de volver a una final de un Mundial [VIDEO] después de la única que disputaron y ganaron en 1966 como anfitriones.

Una falta ingenua de Modric en las cercanías del área, lo ha aprovechado Trippier, lateral del Tottenham, para enviar el balón al fondo de la red en una acción en la que ni la barrera ni el portero Subasic estuvieron acertados.

Los ingleses tomaron la iniciativa arrinconando a Croacia

Un primer mordisco que fue acompañado de una presión asfixiante inglesa que han rondado la portería croata en dos acciones más a balón parado, la principal arma ofensiva de los ingleses, que han marcado 9 goles a balón parado en Rusia, aunque, tres de ellos, de penalti. Desde 2006 que ningún futbolista inglés marcaba un gol de falta en un Mundial. El último fue David Beckham contra Ecuador.

Poco a poco, sin embargo, Croacia pudo reaccionar para empezar a buscar el empate.

Como en los cuartos de final y como en los octavos, los croatas se han visto por detrás en el marcador y han tenido que emplearse a fondo para buscar la vuelta al marcador.

El primer aviso del conjunto balcánico fue un remate de Perisic que salió rozando la portería de Pickford. El inicio asfixiante de los de Gareth Southgate disminuyó para dejar paso a la posesión estéril de los de Zlatko Dalícia y limitarse a contraataque con un Sterling muy activo.

A partir de la media hora de partido, Croacia ha buscado terminar de despertar con llegadas peligrosas, sobre todo, por la banda derecha de Rebic, pero en la sala de máquinas, ni Modric ni Rakitic conseguían entrar en el juego. Antes de la mejor croata, Harry Kane, el máximo goleador del Mundial con 6 goles, había derrochado un mano a mano con Subasic.

El empate da la vuelta la autoestima inglesa

En la reanudación, el guión ha sido el mismo que el de los últimos compases de la primera mitad. Croacia controlando el balón ante una Inglaterra firme con sus tres centrales -Walker, Stones y Maguire- defendiéndose con la ayuda del Trippier y Young en los laterales, atentos al cambio de banda de Perisic, que ha pasado a la derecha, y Rebic, a la izquierda.

En medio del campo, Rakitic y Modric, protegidos por Brozovic al pivote, han entrado más en juego pero sin acabar de encontrar líneas de pase clara para hacer daño a la línea defensiva de los ingleses. Un plan defensivo que solo les ha funcionado hasta el minuto 67, cuando un gran centro del lateral del Atlético de Madrid Vrsaljko lo remató Perisic anticipándose a Walker. El empate se clavó directamente en la autoestima de los de Southgate que empezaron a hacer aguas. Con las piernas inglesas temblando, menos de cinco minutos después del gol croata, un error defensivo de Inglaterra estuvo a punto de convertirse en gol de Perisic, pero, tras un gran dríbling, el palo repelió su disparo raso.

Croacia a un solo paso de la gloria

Los ingleses intentaron recuperar el coraje y, a pesar de mostrarse inseguros, han logrado disminuir el arrebato balcánico, aunque Pickford, que en algunos momentos también se ha mostrado inseguro como su equipo y ha tenido que intervenir para detener un remate de volea de Mandzukic.

Con Croacia mejor que Inglaterra se llegó a la prórroga. Al tiempo extra, Inglaterra recuperó la calma que había perdido desde el empate de Perisic y ha contado con una gran ocasión en un remate de cabeza de Stones que desvía un providencial Vrsaljko. La réplica desde Dalícia llegó con un remate a bocajarro de Mandzukic.

En la segunda parte del tiempo extra, un mal rechazo de Walker lo aprovechó Rakitic para servir un balón en el área que prolongó la cabeza de Perisic, presente prácticamente en todas las ocasiones de ataque croatas, y que envió al fondo de la red Manduzkic. Pasaron 20 años para que Croacia lograra su mejor resultado en un Mundial quedando tercera, ahora disputará por primera vez la final de una Copa del Mundo.