Se disputaron los últimos partidos de la fase de grupos en la Copa Mundial Rusia 2018 [VIDEO]. Bélgica derrotó a Inglaterra por marcador de 0 a 1 y se quedó con el primer lugar de dicho grupo; ambas selecciones llegaron ya clasificadas al último partido de la primera fase. El encuentro se llevó a cabo en el Arena Baltika ubicado en la ciudad de Kaliningrado. El árbitro encargado de dirigir el compromiso fue el esloveno Damir Skomina.

Un partido con alineaciones alternativas

Antes de iniciar la Copa del Mundo, el partido entre Inglaterra y Bélgica se proyectaba como uno de los más interesantes de la primera fase. Los resultados conseguidos en los primeros dos encuentros de ambas selecciones fueron suficientes para clasificarse a los octavos de final [VIDEO]de manera anticipada.

Al haber conseguido dicho objetivo, ambos entrenadores plantearon el partido de una manera más precavida.

Con este partido, el entrenador de Bélgica, Roberto Martínez, ha utilizado a 21 de los 23 jugadores convocados a dicho torneo, solo faltarían por debutar los dos porteros suplentes, lo cual es muy difícil que ocurra debido al excepcional rendimiento de Thibaut Courtois en lo que va de copa. Con esta victoria, la selección Belga aseguró el primer puesto del grupo, en octavos de final se verán las caras con Japón.

Muchas personas que pagaron su entrada al estadio o simplemente dedicaron su tiempo a ver el encuentro por televisión o desde sus computadoras les pareció aburrido y hasta una falta de respeto al espectáculo. Esto debido a que ambos directores técnicos tomaron la decisión de disputar el compromiso con alineaciones alternativas, esto con el fin de resguardar a sus estrellas y darle oportunidad a los suplentes.

Algunas estadísticas y resumen del partido

Fue un partido carente de emociones, no hubo mucho vértigo y los jugadores crearon pocas ocasiones de gol. La posesión del balón estuvo equilibrada en un 52% para Bélgica y un 48% para Inglaterra. Se presentaron muchos pases en corto y sin ninguna trascendencia Bélgica logró concretar 490 pases, solo 66 más que los 424 completados por los ingleses. El partido fue bastante limpio, el árbitro solo sacó dos tarjetas amarillas, ambas para Bélgica.

El único gol del encuentro fue anotado por Bélgica en el minuto 51; esto mediante una jugada individual del atacante Januzaj, quien logra driblar adentro del área a Danny Rose para perfilarse y disparar de pierna zurda hacia el segundo palo del portero inglés, quien a pesar de su heroico esfuerzo no pudo hacer nada para detener tal balón. El partido terminó 0 a 1 a favor de la selección Belga.