El ex-jugador del FC Barcelona, Rafael Márquez, que tiene en la actualidad 39 años, entró en la segunda mitad de la victoria mexicana contra los alemanes, para convertirse en el cuarto jugador que ha disputado cinco ediciones de la Copa del Mundo [VIDEO] (al lado de Carbajal, Matthaus y Buffon). El defensa también se consagra como el jugador que más veces ha portado el gafete de capitán en esta competición.

Siendo una total lastima, el brillo de este jugador en el Mundial de Rusia quedará opacado por estar en la lista negra del gobierno estadounidense, debido a las acusaciones de haber abierto empresas en Estados Unidos para lavar dinero procedente del narcotráfico.

Según un informe publicado el día de hoy, martes 19 de octubre, por el diario New York Times: "El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos prohíbe a cualquier ciudadano, empresa o banco que este ubicado en los Estados Unidos mantener relaciones comerciales con defensor".

Las repercusiones

En los entrenamientos de la selección mexicana, Márquez está obligado a usar un uniforme diferente de los demás atletas, sin los patrocinios de Coca-Cola, del banco Citibank, y de la operadora Movistar. La camisa usada por el jugador exhibe sólo el escudo de selección y el logotipo del proveedor de material deportivo Adidas, que tiene su sede en Alemania.

Rafa tampoco bebe de la misma agua que sus compañeros. Esto por el logotipo de la marca de isotónicos Powerade, que estampa todas las botellas usadas en los eventos relacionados con el Mundial, incluso en los juegos.

Sin premio, y sin pago

Si en dado caso, Rafael Márquez tuviera un juego excelso durante el Mundial, no podrá ser elegido como el jugador más valioso del partido, debido a que esta premiación es ofrecida por la cervecería Budweiser. Inclusive, los lugares donde se hospedará fueron averiguados para evitar que el atleta tenga algún tipo de conexión con empresas estadounidenses.

Para rematar este caso, el jugador también quedó fuera del pago que la FIFA [VIDEO] hace a las selecciones participantes de la Copa del Mundo para su distribución a todos los atletas participantes del evento, por lo que, es evidente que el canterano del Atlas solo participo en esta competencia por el amor que le tiene a su vocación, profesionalismo y querer apoyar a su selección.

Se espera que más restricciones conforme se vaya avanzando con el caso, hasta punto de impedirle que entre al campo de juego.