Luego de una primera ronda bastante reñida donde los favoritos no pudieron sacar la victoria, los locales le daban inicio a la segunda tanda de encuentros enfrentándose a los egipcios en San Petersburgo. Posterior a una aplastante victoria rusa en el debut ante Arabia Saudita, los de la casa buscaban sellar su clasificación ante la selección egipcia derrotada en su primer partido por Uruguay. Como gran novedad se anunció la titularidad de Mohamed Salah.

Es así como después como los anfitriones transcurridos declararon el duelo para poder tener un pie en la clasificación de los octavos de final, gracias a los goles de Cheryshev, Dzuba y Fathy (en propia puerta).

Cheryshev el más activo en el campo de juego

A pesar que los “faraones [VIDEO]” se jugaron todo en el terreno de juego, los rusos fueron quienes dominaron el partido durante los primeros minutos. Los locales presenciaron diferentes llegadas con seis acercamientos hacia la arquería durante los primeros 30 minutos. El disparo de Golovin y posterior la llegada al arco de Cheryshev desde el frente que rozó el travesaño fueron los más sobresalientes.

Cheryshev fue el más activo en la primera parte por los rusos, con ataques en profundidad por su banda convirtiéndose en un verdadero dolor de cabeza para los egipcios, en compañía de Dzyuba, titular inesperado ante la caída del once titular en este encuentro de Smolov.

Egipto pareció despertar sobre ya el cuarto de hora en una pared realizada por Trezeguet, jugada que el mismo término disparando con rosca sobre la frontal del arco.

Los locales calmaron el juego, conscientes que les beneficiaba continuar con el dominando el balón.

Luego del receso los rusos contaron con la fortuna, el portero egipcio El Shenawy hizo un despeje con los puños a un centro de Golovin desde el lado derecho, donde Zobnin intento devolverle el rechace al punto penal [VIDEO] y Fathy, intentando el despeje ante Dzyuba envió la pelota al fondo de la portería

Al minuto 59 los rusos anotaron el segundo por medio de Cheryshev que entró totalmente libre al área egipcia, luego de una asistencia de Mario Fernández, quien venía por el carril derecho y dio el pase al ex Real Madrid ante una defensa que concedía demasiados espacios. Minutos después y sin capacidad de reacción llegó el 3-0 a manos de Dzyuba nuevamente ante una falta despejada desde terreno propio por el defensa egipcio Kotepov que quedo servida para el delantero ruso.

Rusia la primera clasificada a octavos de final

Ya sin mucho que perder, los de Salah se lanzaron al ataque, Trezeguet rozó el gol con un disparo que acarició el travesaño, pero sería Salah quien haría el tanto egipcio desde los 12 pasos al ser derribado dentro del área, jugada que requirió la presencia del VAR. Con esta victoria los rusos sellan prácticamente su pase a octavo y los egipcios están virtualmente eliminados de la cita mundialista.