Entre los hechos de la segunda ronda, tácticamente lo que más llamó la atención fue a la diferencia de postura de Alemania y Colombia, en relación a sus partidos con los que debutaron en la Copa Mundo [VIDEO]. Ambas necesitaban un resultado positivo para mantenerse vivas en la disputa, y con posibilidades de clasificación para los octavos de final.

Alemania venció a Suecia y Colombia derrotó a Polonia. Así, no dependen de combinaciones de resultados de los otros equipos de su grupo, basta que hagan su parte en la tercera y última ronda de la fase de grupos.

La actual campeona, Alemania, que perdió ante México en la primera ronda, intentó mantener la misma postura en el juego contra Suecia, pero cambió el esquema cuando el resultado no le favoreció, consiguiendo girar el marcador.

Y Colombia mejoró sensiblemente su desempeño en comparación con el primer juego, volviendo a mostrar el estilo leve y ofensivo que encantó a todos en la Copa Mundial de 2014.

Alemania contra Suecia

Al principio la impresión fue que Alemania iba a masacrar con cierta facilidad a la selección adversaria, pero los suecos poco a poco fueron equilibrando el juego. Suecia basó su estilo en la marcación fuerte, y en la objetividad de los contraataques, aprovechando que la selección germana no fue tan compacta, y cedió espacios importantes, que fueron bien aprovechados.

La estrategia se dio bien, pues la selección sueca abrió el marcador, y por algunos minutos desestructuró al equipo que se consagro como campeón mundial en Brasil. Pero, una vez más la lectura del técnico fue bien hecha. Esta vez fue el técnico alemán Joachim Löw que contraria a la máxima de los equipos modernos, de no jugar con un "falso 9".

Él lanzó al campo a Mario Gómez que es el delantero nominal de oficio, alterando todo el esquema del equipo en el campo.

De ahí en adelante Alemania logró realmente concretar el volumen de juego que presentaba con la victoria, por 2 a 1. Con respecto al segundo gol de Alemania, vale recordar que fue a balón parado, en la última jugada del partido. Toni Kroos decido tirarlo, cargando con toda la responsabilidad del resultado, pero, en vez de tirar un centro, como normalmente lo hace, inteligentemente pateó directamente a las redes, y nos brindó con un golazo, que ya entró a la historia de las Copas.

Polonia contra Colombia

Colombia volvió a mostrar su estilo que tuvo éxito en el Mundial de 2014. Dominando todo el partido contra Polonia; Se presentó con una postura diferente del primer partido en el que fue derrotada por Japón. Como necesitaba la victoria para permanecer en la Copa, inicio su victoria con su principal jugador, el centrocampista James Rodríguez. También aprovechó que Polonia vino con esquema conservador, para mostrar su estilo técnico basado en la posesión de balón, y el cambio de pases rápidos.

El lateral izquierdo, Cuadrado, también fue muy productivo en este juego, haciendo buenas jugadas por las laterales, y ayudando a establecer la superioridad técnica y táctica de Colombia, que se tradujo en el marcador de 3 a 0.

La actuación de la Selección de Polonia decepcionó en esta Copa, pues no logró puntuar en la tabla de clasificación y fue eliminada. En esta partida, no ofreció resistencia a Colombia, jugando en la mayor parte del tiempo con la preocupación de que no le anotaran. Apostó en conexiones directas hacia los atacantes que quedaron aislados por la fuerte marcación colombiana.

La mejora, que Alemania y Colombia presentaron en la segunda ronda [VIDEO], muestra que equipos bien entrenados con patrón táctico definido y que poseen recursos técnicos, difícilmente, sucumben en fases iniciales cuando hay tiempo para su recuperación. Pero, estas situaciones irregulares pueden ser fatales cuando se trata de un juego de eliminación directa.