Con todo decidido parecía que el Clásico de este año sería algo descafeinado, pero nada más lejos de la realidad, tanto Real Madrid y FC Barcelona [VIDEO] lo dieron todo sobre el terreno de juego y ofrecieron al publico 90 minutos de tensión y emoción. El más destacado del choque fue el arbitro que estuvo muy desacertado por ambas partes.

Lo peor del partido: el arbitro

Después de una semana de tensiones por culpa del famoso pasillo, por fin se llegó al Clásico entre Real Madrid y FC Barcelona en el Camp Nou. Los blancos, por orden de Zinedine Zidane decidieron no hacerle el pasillo de campeón a los azulgranas y esto quedará para la historia.

Se puede considerar una gran falta de respeto para una tradición que lo único que hacia era guardar respeto al ganador de la competición.

Con el Barça ya ganador de la Liga, a una distancia histórica del eterno rival, parecía que el encuentro no tendría tensión, pero un Clásico es un Clásico y los dos brindaron un gran espectáculo. El único que no estuvo a la altura fue Hernández Hernández que perjudico a ambos equipos con decisiones inexplicables.

Luis Suárez adelantaba a los azulgranas pero Cristiano Ronaldo empataba el encuentro. Cuando todo estaba muy igualado, Sergi Roberto fue expulsado con roja directa por una presunta agresión a Marcelo. Y aunque quedaba toda la segunda parte.

Pero el Barça se creció con uno menos y gracias a un golazo de Leo Messi (previa falta de escándalo de Luis Suárez) puso a los locales por delante.

Aun así, el Real Madrid se lanzó al ataque y Gareth Bale empató el partido. A pesar de las embestidas de los blancos, los de Ernesto Valverde aguantaron el resultado y ya solo quedan 2 partidos para terminar la Liga invictos.

Florentino Pérez [VIDEO] quiere a un jugador del Barça

El presidente del Real Madrid aprovechó su visita a Barcelona para intentar robarle una pieza fundamental al conjunto azulgrana. Estaría interesado en pagar la cláusula de rescisión de Samuel Umtití, ya que apenas son 60 millones de euros por un futbolista que ha demostrado ser uno de los mejores del mundo en su posición.

Aunque el francés se quiere quedar en el Camp Nou, está esperando una oferta de renovación que lo sitúe como uno de los mejores pagados del equipo. Si no es así, escuchará ofertas y estaría dispuesto a traicionar a los culés pasando al otro bando.

Zidane estaría encantado de recibir a su compatriota ya que cree que se necesita fichar un central.