Florentino Pérez [VIDEO] sabe que el Real Madrid [VIDEO] solo conseguirá salvar la temporada si gana la Champions League por tercer año consecutivo. La decimotercera Copa de Europa frenaría una revolución que parecía muy clara viendo el transcurso del año. Aun así el presidente sabe que tocará hacer cambios importantes para dar por perdidas la Liga y la Copa del Rey a la primera de cambio.

Utilizando la comida entre las directivas del Real Madrid y Bayern Munich, ambos clubs aprovecharon para cerrar algunos negocios que se traen entre manos, y una de las frases más sorprendentes que salió a la luz fue "Cambio a Messi por Cristiano Ronaldo".

Y no, no es que el presidente prefiera al argentino, si no que algunos futbolistas en los que está interesado prefieren recalar en el Santiago Bernabéu para jugar junto a CR7.

Los últimos resultados en la máxima competición europea han hecho que muchos jugadores prefieran fichar por el Real Madrid que en el FC Barcelona.

Es el caso de David Alaba, pretendido por ambos clubs. La dirección deportiva blanca sabe que sería un refuerzo de alto nivel, ya que el austriaco es capaz de ocupar cualquiera de las posiciones de la defensa. Su juventud, proyección y polivalencia le han convertido en un fichaje prioritario.

El Real Madrid estaría dispuesto a ofrecer hasta 80 millones de euros para hacerse con sus servicios, pero parece que conjunto alemán por el momento lo considera intransferible. Una de las opciones que se baraja podría ser la inclusión de James Rodríguez, ya que están muy contentos con la temporada que ha hecho y querrían pagar los 42 millones de euros que acordaron para su traspaso definitivo.

Pero no es el único jugador que está en la agenda blanca, y es que, Zidane quiere otro delantero de garantías y querría a Robert Lewandowsky. El polaco es uno de los mejores '9' del mundo y su fichaje podría costar solo 50 millones de euros.

Otra final para el Real Madrid

Por otro lado, el Santiago Bernabéu volvió a ver como su equipo se clasificaba por tercer año consecutivo para la final de la Champions League. Aunque el Bayern Munich mereció mucho más, un Keylor Navas descomunal permitió que los de Zidane pasasen de eliminatoria.

En la final seguramente se enfrentarán al Liverpool, donde juega Mohamed Salah, uno de los sueños de Florentino Pérez. El egipcio es la sensación del año y el Real Madrid podría ofrecer casi 200 millones de euros para hacerse con sus servicios.