Sufrieron como nunca pero pasaron como siempre. El Real Madrid [VIDEO] sigue haciendo historia y volverá a estar por tercer año consecutivo en la final de la Champions League. Además, Florentino Pérez aprovechó la presencia de la directiva del Bayern [VIDEO] Munich para cerrar un fichaje de cara a la próxima temporada.

El Bayern mereció más

Como ya lo hiciera ante la Juventus, el Santiago Bernabéu volvió a sufrir para ver a su equipo pasar la eliminatoria. El equipo de Zinedine Zidane venia con una ligera ventaja del Allianz Arena donde consiguió una victoria por 1 a 2, pero se sabia que los alemanes no se iban a rendir y así fue.

El entrenador blanco sorprendió a todos dejando a Casemiro en el banco dando entrada a Mateo Kovacic. Nadie entendía como teniendo que aguantar el resultado no sacaba a su centrocampista defensivo más en forma. Pronto se vio que el Bayern venia a por todas y nada más comenzar el encuentro Kimminch puso por delante a los bávaros.

Tras varias ocasiones desperdiciadas de los alemanes, y justo antes de acabar la primera parte, Karim Benzema conseguía hacer el empate tras un acertado remate de cabeza.

Después del descanso pasaría algo inesperado, el portero del Bayern tenia uno de los fallos de la temporada y dejaba otro gol en bandeja al francés. Ahora los alemanas necesitaba dos goles pasa pasar la eliminatoria, pero no se iban a rendir.

La segunda mitad se convirtió en una asedio total y James Rodríguez empataría, pero el resultado se cerraría así.

Un Keylor Navas descomunal, al que tiraron hasta 22 veces a puerta, fue el héroe de la noche ante un Bayern que mereció mucho más.

Florentino Pérez cierra un fichaje

Si la alegría por tener la opción de hacer historia con su tercera Champions League fuera poca, el presidente blanco de que la euforia fuera mayor al cerrar un fichaje estrella para la próxima temporada. Según algunos medios, Florentino Pérez habría aprovechado la presencia de la directiva alemana para preguntar por uno de sus jugadores preferidos, David Alaba.

Tanto a él, como a Zidane les encanta, ya que se trata de un futbolista muy polivalente que puede ocupar cualquier posición de la zaga o incluso el mediocentro como ya lo hizo con Pep Guardiola. El austriaco está muy codiciado y el Real Madrid espera poder cerrar su fichaje.

La operación podría cerrarse en torno a los 80 millones de euros por un jugador con muy buena proyección y que daría mucho al equipo.