El CSKA de Moscú y el Real Madrid [VIDEO] se enfrentaban en las semifinales de la Final Four para luchar por conseguir el ansiado titulo de Euroliga. Los moscovitas han sido los mejores durante toda la temporada regular con jugadores como Higgins o Sergio Rodriguez. Mientras que el Madrid llegaba tras una campaña llena de lesiones, pero que para esta cita al recuperado a casi todos los jugadores.

Un duelo histórico

En el inicio del primer cuarto se vio un partido muy guerrero, ya que apenas dos minutos se habían hecho un total de siete faltas, lo que hizo que en el resto se tirara muchos tiros libres. Cory Higgins lidero a los rusos en los primero minutos del encuentro con un total de 12 puntos demostrando su gran nivel, mientras que el Madrid se vio a un Luka Doncic que estaba tirando del carro.

Al final los moscovitas se iban por delante, 30-20.

Con ese bajo acierto del Madrid, Pablo Laso puso a Carroll, Llull, Causeur, Thompkins y Randolph, un quinteto tirador y así lo demostró en el inicio del segundo cuarto, ya que sumaron cinco triples seguidos que hacían que le dieran la vuelta al encuentro. Pero a partir de ahí los de Dimitrios Itoudis empezaron a defender y a anotar, pero sin ser capaces de volver mostrado en los primeros diez minutos. Los de Laso al finalizar los primeros 20 minutos se iban a vestuarios uno por delante, 46-47.

Un partido reñido con gran acierto

Tras el descanso el partido se calmó, y las primeras posesiones fueron paradas y con fallos de ambos equipos. Pero a la mitad el Madrid con un parcial de 7-0 se ponía por delante del encuentro mostrando un juego de mayor calidad.

Se veía un CSKA atascado que estuvo siete minutos sin anotar y aunque el entrenador pidió muerto no se veía ningún tipo de cambio. Al final del tercer cuarto, el Madrid se ponía siete puntos por delante, 56-63.

El último cuarto empezaba con un CSKA reaccionando y poniéndose rápidamente a tres, aun así malas decisiones y buenos ataques del Madrid hacían que se pusieran doce arriba. Pero no iba a ser tan fácil, ya que los rusos volvieron al partido y se pusieron a tan solo cuatro puntos en un momento flojo para el Madrid. Los de Laso empezaron a volver a mostrar esa garra que habían sacado en el segundo cuarto con un gran movimiento de balón y a dos minutos del final tenían una ventaja de diez puntos. Un Madrid con mejores decisiones y con un gran control del rebote hizo que no sufrieran en los últimos minutos, al final el marcador fue de 83-92.

El mejor del partido por parte del Madrid fue Luka Doncic con 16 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias. Mientras que por los rusos destaco Kyle Hines con 16 puntos y 9 rebotes.

Con esta victoria el Real Madrid afrontara su sexta final en ocho años, contra el actual campeón, el Fenerbahçe, a las 20:00 el domingo. Mientras que el CSKA se jugará el tercer puesto ante el Zalgiris.