Este fin de semana se jugará la Final Four que da el cierre a una larga temporada en la Euroliga. Los cuatros equipos que lucharan para levantar el trofeo serán el Real Madrid, CSKA de Moscú, Zalgiris Kaunas y Fenerbahçe en el Štark Arena de Belgrado. El viernes se jugará las dos semifinales a las 18:00 y a las 21:00, y el domingo el tercer puesto a las 17:00 y la gran final a las 20:00.

¡A por la Décima!

El Madrid llega en un gran estado de forma, tras recuperar a casi todos los lesionados, tienen como objetivo llevarse el trofeo de campeón. El paso por la competición de los de Pablo Laso no ha sido nada fácil, el primer impedimento fue la baja antes de comenzar la temporada de Sergio Llull que se rompió con la selección y debido a eso no ha podido volver a la pista hasta la ronda de cuartos contra el Olympiacos.

Pero esto no era lo peor, ya que durante la campaña perdieron en algún momento a Ayón, Randolph, Kuzmić, Thompkins, Campazzo, Tavares… Pero en este final la única baja segura es la del serbio.

El factor clave del conjunto blanco es que Luka Doncic este al nivel mostrando de la primer parte de la competición donde demostró que es el jugador europeo con más futuro, antes de la final ha llegado a promediar un total de 16,1 puntos, 4,8 rebotes, 4,4 asistencias y 1,1 robos. La dificultad que tenía el Madrid es que en momentos de bajones del esloveno iban justo de jugadores, pero con la vuelta de Llull podrán arreglar ese factor. También destacará la defensa a los exteriores y el porcentaje en la línea de tres.

El primer impedimento para que Felipe levante el título es el CSKA de Moscú, el mejor equipo en temporada regular en la competición europea y el que tiene el mejor ataque con diferencia.

Sus jugadores claves son Nando de Colo quien ha promediado 16,9 puntos con un 51,5% en el tiro de tres, Cory Higgins con 14,2 puntos y por último Sergio Rodríguez, el cual milito y consiguió una Euroliga con el Madrid, quien tras pasar un año por la NBA volvió al continente europeo y mostró su nivel promediando 14,1 puntos y 5 asistencias por partido. Los de Dimitrios Itoudis quieren conseguir su segundo título europeo en apenas tres años, algo que está a tan solo dos partidos.

La cenicienta y el actual campeón

Si los de Pablo Laso pasan a la final se enfrentaran al resultante de la victoria entre el Zalgiris-Fenerbahçe. Si consiguen pasar los lituanos serían una de las grandes historias de la temporada, un equipo liderado por Šarūnas Jasikevičius, el ex jugador hace unos años del FC Barcelona. La gran clave es que no es un equipo de dos o tres estrellas sino que es un conjunto de jugadores que han sido capaces de volver a una Final Four 19 años después.

Por la otra parte está el equipo turco, actual campeón de la Euroliga, que tras la salida el pasado verano de Bogdan Bogdanović a la NBA, han sabido reconducir el equipo y seguir mostrando el buen nivel de la temporada anterior.

Es un equipo muy compacto como el Zalgiris, en el cual a quien se puede destacar más es a su entrenador, Željko Obradović, quien si consigue ganarla se convertirá en la única persona por delante de cualquier equipo en conseguir un total de 10 Euroligas.