El Real Madrid conquistó su decimotercera Copa de Europa / UEFA Champions League frente al Liverpool, en un partido tosco en lo deportivo y sin demasiadas ocasiones de gol. El encuentro estuvo marcado por las lesiones de Salah y por los dos errores de Kairus, guardameta del equipo inglés —que acabaron ambos en gol—, lo que a la postre supuso la derrota del equipo dirigido por el carismático entrenador alemán Jürgen Klopp. Al final del partido la noticia parecía estar en la celebración de la tercera copa consecutiva de campeones de liga europeos. Un hito histórico solo igualado por el Bayer Munich entre 1973 y 1976 y por el propio Real Madrid, aunque con dos copas más, entre 1956 y 1960.

«Fue muy bonito estar en el Real Madrid»

Pero la noticia de la noche del sábado no estuvo solo en todo lo relacionado con ese dato, que pasará a ocupar un sitio especial en las enciclopedias deportivas ahora digitales. Esa otra noticia también estaba sobre la hierba del estadio de Kiev, en donde se disputó la final. Lo sorprendente es que se produjo después de que el árbitro pitase el final del encuentro.

El césped se llenaba de amigos y familiares de los jugadores del equipo ganador, mientras periodistas de todo el mundo buscaban a alguno de los protagonistas del partido para recoger sus primeras impresiones. Tras la consecución de la UEFA Champions League 2018 y antes de levantar el trofeo de campeón, el jugador portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo [VIDEO], era entrevistado por Rodrigo Fáez a pie de campo y en directo para el canal BeinSports.

Después de las primeras felicitaciones de rigor, el reportero preguntó al jugador luso por la actual plantilla: “¿Este proyecto tiene que continuar contigo a la cabeza?” Cristiano Ronaldo bebió agua de una botella que alguien le pasó y contestó: “Ahora hay que disfrutar de este momento. En los próximos días daré una respuesta a los aficionados, que han estado siempre de mi lado… Fue muy bonito estar en el Real Madrid… En los próximos días hablaré, ¿vale?”.

Especulaciones sobre la marcha de Ronaldo

Esta respuesta ha levantado todo tipo de especulaciones [VIDEO], tanto por lo que parece desprenderse de las mismas, lo que supondría que Cristiano piensa abandonar “la casa blanca”, como por producirse en los primeros instantes tras ganar la copa y cuando apenas habían comenzado los festejos, que se prolongarán hasta la llegada del equipo a Madrid.Los propios comentaristas de BeinSports, entre los que se encontraba el antiguo jugador y entrenador del Real Madrid, Jorge Valdano, dijeron que las palabras de Ronaldo eran impactantes, por lo inesperado y por producirse en el lugar y de la forma descrita.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, le preguntaron minutos después por la declaración de Cristiano Ronaldo. El máximo responsable de la entidad madrileña dijo desconocer cualquier intención en ese sentido del jugador portugués. Recordó que Cristiano tiene contrato en vigor con el club madrileño hasta el año 2021. “Son cosas de él. Pregúnteselo a él. Yo creo que se sentirá feliz y que seguirá sintiéndose feliz. Ahora no hay que insistir en esas cosas. Ahora es el momento de que lo festejen los jugadores y mañana con toda la afición.

Zinedine Zidane también fue interpelado en este sentido, por si existe la posibilidad de que el jugador abandone la disciplina blanca. El entrenador madridista se limitó a decir que no pensaba en esas cosas en ese momento y que “ahora solo toca disfrutar de lo conseguido esta noche”.

Momento equivocado

Durante los próximos días se espera que Cristiano Ronaldo convoque una [VIDEO]rueda de prensa [VIDEO] que despeje las dudas que él mismo ha planteado respecto a su situación en el Real Madrid. Parece ser que el siete del Madrid está molesto por la insistencia de su actual equipo en querer fichar a Neymar.

Una hora más tarde, aproximadamente, después de la ducha, matizó sus palabras sin retractarse de las mismas: "Quizá me he equivocado en el momento... o no, porque estos jugadores han hecho historia. Cuando me incorpore a la concentración de Portugal, hablaré, porque hay cosas importantes que decir. No me arrepiento de nada porque soy honesto. No tengo nada que esconder. Son situaciones que vienen de hace tiempo. He ido aguantando y las cosas no se solucionan con dinero. No tengo nada que hablar con el presidente. Le saludo como profesional".