Luego de su gran actuación en el mundial de fútbol Brasil 2014, James Rodríguez se convirtió en una estrella, y con ello, su cotización en el mercado se elevó considerablemente, así como también las ofertas de diferentes clubes de Europa por hacerse de sus servicios.

Luego del Mundial de Brasil

Finalmente James terminó firmando por el Real Madrid [VIDEO], cumpliendo así un “sueño desde pequeño”, como el mismo lo expresara el día de su presentación ante la prensa y aficionados madridistas en el Santiago Bernabéu. El diez fue el número que le colocaron a su camiseta. La presencia del colombiano en el Madrid hacía soñar a muchos con un medio campo extraordinario.

Rodríguez cumplió su tarea en el campo en cada partido que jugó con el Madrid. Se podría decir que casi en todos los juegos que participó tuvo un papel protagónico. Pero esto fue cambiando poco a poco a medida que pasaba el tiempo, la llegada de Zidane [VIDEO] como entrenador representó para James un retroceso en su evolución dentro del Madrid, así fue perdiendo ritmo de juego y no se le veía la misma pasión y entrega en el terreno que mostraba cuando jugaba para Ancelotti.

Las molestias de James en el Real Madrid

En unas declaraciones que el colombiano hizo desde su tierra natal, aseguró que Isco le quitó mucho tiempo de juego, es decir, que muchas veces Zidane lo prefería a el antes que al malagueño, y que quizás esto se debía a que el era de Colombia e Isco de España.

Pese a jugar solo tres años en el Real Madrid, James gozó de una fructífera instancia en la capital española.

Con el club “merengue” Rodríguez ganó 7 torneos, incluyendo par de Champions League y par de mundial de clubes, además de una liga. Nada mal para el colombiano.

El asunto es que al parecer, el único problema de James dentro del Madrid no fue su relación con Zinedine Zidane. Algo que desencadenó muchos problemas entre el colombiano y la institución blanca fueron las lesiones de este. En muchas ocasiones la Federación Colombiana de Fútbol tuvo que reunirse con la junta directiva madridista por este tema. Incluso en una oportunidad, James jugó “tocado” con la selección de Colombia, lo que molestó mucho al Real Madrid.

Una de las lesiones de James, que lo hizo quedar fuera de la convocatoria “merengue” por tres semanas, fue producto de una lesión muscular, curiosamente James regresaba de una convocatoria de Colombia, pero el cuerpo técnico colombiano había declarado que Rodríguez solo había sufrido un golpe en la rodilla.

Pero el asunto no termina aquí, en un encuentro ante el Leganés, donde James salió por cambio, este se fue directo a la banca, donde expresó su molestia dando un golpe al banquillo, y luego del partido se podía evidenciar que la molestia del colombiano lo tenía fuera de si.