La Capoeira es una forma de defensa que los esclavos africanos en Brasil camuflaron en un baile pues estaba prohibida. Se trata de un arte en el que no gana ni el más rápido ni el más fuerte, sino que gana el más hábil y malicioso, en pocas palabras, el que sepa cambiar una situación adversa a su favor.

La práctica de la capoeira estuvo prohibida por muchos años en su país de origen, razón por la cual los ojos del “mestre” (maestro), estaba perdiendo su efectividad de combate, por lo que tuvo la brillante idea de darle un giro más deportivo, similar al de otras artes marciales aceptadas en este país. Así fue como nació la capoeira regional, logrando que ya no se persiguiera más a los "capoeristas".

Fue en ese momento cuando por su parte, el "mestre Pastinha" anunció que lo anterior había roto con la tradición de la capoeira y era la capoeira de Angola la realmente original.

Dos ventajas de esta danza

Como era difícil que ambas partes se pusieran de acuerdo, muchas de las escuelas de capoeira [VIDEO]toman lo mejor de las dos corrientes: de la regional toman el entrenamiento físico y de la Angola toman su fuerza cultural y las tradiciones.

Por su parte, se dice que el que practica capoeira “juega capoeira”, y en este juego no siempre gana el que humilla a su adversario. De hecho, esto no es bien visto, y es que la capoeira tiene también su lado estético: ¿Qué tan bien se ve lo que hago? – Tal vez te tiran, pero si tu reacción al levantarte impresiona a todos, entonces te llevarás los aplausos.

Por eso a la capoeira no es fácil encasillarla en una sola cosa, como un deporte, por ejemplo, porque además de eso, la capoeira es música, es danza, es teatro, es una lucha, pero más que con otras personas con uno mismo: para controlar tu cuerpo, hablar y cantar fuerte.

Vale acotar que un capoerista necesita practicar la capoeira 20 años para obtener el título de "mestre" (maestro).

Un cuerpo en total libertad

Si te preguntas que necesitas para practicar capoeira, la respuesta además de muchas ganas, es ropa que te permita moverte. “Abadas” son los pantalones oficiales de este arte. Aunque antes los esclavos los fabricaban con sacos de azúcar, ahora parecen unos pantalones con un corte muy moderno.

Consecuentemente, a pesar de que la capoeira pudiera parecer, en realidad es un juego seguro en el que nadie sale lastimado. Si bien la capoeira es una lucha, se acerca más a una danza porque los "capoeristas" nunca se tocan. Eso sí, las patadas se tiran de verdad, lo que pasa es que el principio de la capoeira es evadir los impulsos del otro en lugar de resistirlos. No es de sorprender que los "capoeristas" desarrollen cuerpos tan elásticos con músculos alargados, fuertes [VIDEO]y ágiles.