Otra decepción más para Al Khelafi y ya van unas cuentas. El dueño del París Saint Germain [VIDEO] hizo un proyecto millonario para asegurarse la Champions League y a vuelto a caer a las primeras de cambio. En esta ocasión su verdugo ha sido el Real Madrid [VIDEO] de Zinedine Zidane que consiguió vencerlos tanto en el Santiago Bernabéu como en el Parque de los Príncipes.

Tras no cumplir con lo que se esperaba, se esperan muchos cambios de cara al futuro. Es muy pronto para empezar a hablar de Fichajes porque aun les queda acabar la Liga que la tienen encarrilada y jugar la final de la Copa de Francia pero hay bastantes jugadores que han quedado señalados y cuya salida está muy cerca.

Los señalados

El primer señalado es Dani Alves, que llegó como una estrella y es de los jugadores mejor pagados y ya es discutido por su poca intensidad. Sus mejores años ya han pasado como se puedo demostrar ante el Real Madrid donde se vio superado en todo momento. Además, muchos los consideran un obstáculo para la progresión de Meunier que el pasado año estaba en boca de todos.

En el otro lateral tampoco se confía en lo que hay. Yuri Berchite también fue fichado esta mismo temporada pero no es nada fiable y se ve una opción de futuro. Mientras que Kurzawa no termina de arrancar y con Unai Emery se ha visto relegado a un segundo plano.

Neymar y Mbappé se han convertido en los grandes iconos del equipo, por eso se quiere hacer una revolución en torno a ellos y hay muchas estrellas que sobran.

Es el caso de Marco Verratti, Ángel Di Maria, Pastore o Edison Cavani, jugadores por los que se podría sacar una gran cantidad de dinero y así formar un equipo de nuevas incorporaciones en torno a los dos nuevos cracks.

Por último, otro de los más perjudicados por la eliminación de Champions es Rabiot, hasta ahora uno de los jugadores más valorados por la afición y con un gran potencial. Incluso sonó para reforzar al FC Barcelona la pasada temporada. El problema que está a punto de acabar su contrato y tiene unas pretensiones económicas muy altas, por lo que si llega una buena oferta podría salir el próximo verano.

Pero no solo los jugadores han quedado marcados por Al-Khelafi, el que seguro que no seguirá el próximo año es Unai Emery, que no ha dado la talla con uno de los equipos más ricos del mundo. Ni una plantilla formada por grandes estrellas ha sido suficiente para que el técnico español supere los octavos de final. El año pasado tras la debacle del Camp Nou y este contra el Real Madrid.