Este martes el Real Madrid volvió a sufrir una nueva derrota en el torneo local español de primera división. Los de Zidane parecen no ver luz en la liga y cada jornada se alejan más de los líderes.

Síntomas engañosos

En los últimos juegos de la liga, los merengues habían dado un ligero síntoma de mejoría, habían mejorado su producción goleadora y su imagen era la de un equipo que parecía haber encontrado la identidad perdida. Todo esto se vino al traste este martes cuando no solo perdieron si no que lo hicieron sin marcar un solo gol.

Los ajustes de Zidane no funcionaron

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane [VIDEO], ha estado en el ojo del huracán, sobre todo, en la mira de las fanáticos madridistas, quienes juzgan muchas de sus decisiones, sobre todo en las que respecta a que o quienes jugadores debe colocar en el 11 inicial.

Precisamente ante el Espanyol colocó de titular a dos de los jugadores preferidos de la afición (Lucas Vászquez y Marco Asensio). El resultado no fue el esperado, los goles no aparecieron, caso contrario al partido anterior contra el Alavés, en el que Cristiano Ronaldo(2 goles), Karim Benzema(1 gol) y el criticado Garreth Bale(1 gol) marcaron sendos goles que selló la victoria. ¿Qué abrá motivado al Francés a cambiar la alineación ante el Espayol? Muy probablemente está pensando en el juego de vuelta de la UEFA Champions League ante el París-SaintGermaine.

Martes en Cornellá

El DT del Real Madrid intentó colocar un 11 que tuviese más dominio de la pelota y que fuese menos vertical, sin embargo, la falta de pegada marcó el resultado final del encuentro. Carvajal no fue de la partida, su reemplazo (Achraf), no fue ni la sombra de aquel jugador de inicios de liga, el de Marruecos dejó mucho que desear.

Uno de los más pedidos por la fanaticada merengue es Isco, quien fuese titular en Cornellá, pero que al minuto 68’ fuese sustituido ante su bajo rendimiento, esta fue quizás una de las mayores sorpresas. La situación de Isco en el Madrid recuerda a la de James el año pasado, caso curioso ya que fue precisamente por la presencia y buen momento del malagueño que el Colombiano fue separado del club.

La descarga madridista

Las descargas de los fanáticos del Real Madrid no se hicieron esperar, muchos critican las rotaciones de Zinedine para este encuentro, lo extraño de estas críticas es que sentó a quienes los aficionados estaban pitando (Bale y Benzema) y dio lugar a quienes estaban pidiendo a gritos (Vázquez, Asensio e Isco). Complacer a la fanaticada es como un juego que el DT pierde antes del pitazo inicial.