Después del duelo del pasado 14 de febrero por los octavos de final de la Champions [VIDEO], en el que el Real Madrid mostró una notable superioridad sobre el PSG, ya ambos conjuntos piensan opciones para la cita del próximo 6 de marzo en el Parque de los Príncipes de París.

La presentación del Madrid en el primer partido fue notable, con un jugador tan desequilibrante como Asensio, un definidor neto, Cristiano Ronaldo, y un defensa que ya nos tiene acostumbrados al gol, Marcelo.

El conjunto de Unai Emery lució opaco, con pases imprecisos y un Neymar [VIDEO] que optó por hacer varias jugadas sin asociación que le costaron la pérdida del balón.

Por su parte, el conjunto merengue fue efectivo. Jugó a lo suyo, contragolpeando y yendo siempre por el resultado.

Las diferencias fueron evidentes: mientras un equipo se ancló en las individualidades el otro hizo pases precisos y eficaces. Mientras Neymar tuvo el balón en sus pies en varias jugadas, regateó y trató de descontar rivales, el Real Madrid salía con Modric desde la mitad del terreno y, en poco tiempo, llegaba al arco contrario. Dos pases letales desde la izquierda de Asensio, más un penalti, fueron suficientes para dejar al PSG con un resultado nada favorable para el partido de vuelta.

Compromisos pendientes

Por estos días el Real Madrid afrontará cinco partidos antes del 6 de marzo. Por ello Zinedine Zidane ha planteado rotaciones en su plantilla. Tiene jugadores que pueden estar presentes en lugar de los titulares, como Asensio, Nacho e Isco.

Vídeos destacados del día

Así lo hizo saber Zidane: "Hoy es Marco, ayer Isco, mañana Ceballos... al final todos estamos en el mismo barco. Yo tomo decisiones y es muy complicada mi labor".

El conjunto de Unai Emery tendrá dos encuentros más antes del juego de vuelta: contra el Marsella, el 25 de febrero, y contra el Troyes, el 3 de marzo. Con el conjunto marsellés sin duda alguna será el más complejo, pues marcha en tercera posición.

Es evidente que pueden entonces llegar en condiciones muy similares, lo que sí tendrá que replantear el técnico del PSG es el juego en conjunto. Neymar deberá asociarse mucho más con Cavani y Mbappé, este último también con muy poco peso en el partido del pasado 14 de febrero.

Las últimas críticas a Emery a través de redes sociales no son nada descabelladas: se quejan las esposas de Thiago Silva y Di María por haberles dejado en la banca. "Tu esfuerzo, más tu trabajo extra, más tus goles, más tus asistencias, más tu mejor momento, igual a banco", escribió enfadada la esposa del argentino, Jorgelina Cardoso, en Instagram.

La serie no está cerrada

Será difícil para el PSG, más teniendo en cuenta eliminatorias pasadas, aquella pesadilla vivida tan solo hace un año contra el Barcelona. Saldrán seguro con toda la disposición de marcar un primer gol tempranero, al menos en los primeros veinte minutos.

No obstante, sabemos que el Real Madrid no saldrá a defenderse. Los merengues querrán más, dejar la serie 1-5, 1-6; tácticamente, esa será la tarea del técnico español al servicio del PSG, Unai Emery: frenar la arremetida. ¿Lo logrará? Es Fútbol de alto nivel lo que tendremos servido en bandeja en el partido de vuelta. Todo puede pasar. Al menos en el fútbol, por fortuna, la magia y la sorpresa aún existen.