Dos días después del encuentro, se sigue analizando detalle a detalle. Un Real Madrid [VIDEO] que se vistió de Champions, fue capaz de remontar un 0-1 en contra, con una segunda parte muy buena, que provocó el 3-1 final. El conjunto blanco pareció ser otro equipo distinto al de esta temporada, corrió más kilómetros que en todos los encuentros disputados hasta el momento. El ritmo de juego fue totalmente distinto, así como la presión y la fluidez en los pases. Las piezas claves de la plantilla funcionaron, vimos la versión buena de Marcelo, por momentos, siendo más extremo que lateral. Un centro del campo muy sólido, con mucho control de la pelota gracias al buen partido tanto de Kroos como de Modric a la par que Isco, quien tuvo un partido menos vistoso en lo ofensivo pero en lo que a defensa y presión se refiere, se dejó todo en el campo.

Por parte del conjunto parisino, la figura más destacable fue la estrella del equipo, Neymar [VIDEO]. Tuvo un gran protagonismo, cada vez que recibía se respiraba tensión en el Bernabéu, un jugador capaz de crear peligro en cualquier momento y a cualquier distancia de la portería. No obstante, quiso hacer la guerra por su cuenta, y sin la ayuda total de su conjunto, observó desde el verde cómo se le escapa la victoria a su equipo.

La MMC

Los tres jugadores clave en la remontada de los merengues fueron, Modric, Marcelo y Cristiano Ronaldo

Modric

Dominó el centro del campo en todo momento, volvió a estar a un gran nivel, al nivel que nos tiene acostumbrados y que en esta temporada no se le estaba viendo tanto. Es cierto que gracias a su mano derecha (Kroos) pudo mejorar aun más su juego.

Estuvo muy preciso y haciendo todo tipo de movimientos y pases con mucho criterio, lo que daba seguridad al equipo cada vez que el balón pasaba por sus botas. El Madrid necesita a este jugador a su mayor nivel, sobre todo en las grandes citas como la que ocurrió hace dos días. Por ello, es muy importante que su confianza este al máximo, para afrontar estos últimos meses de competición

Marcelo

Fue el de las grandes noches, ese Marcelo que no para de atacar, de dejar detalles de calidad, y de animar a la grada para que sea un jugador más. Realizó un partido muy completo, jugando prácticamente a la altura más propia de lo que es un extremo, pero también replegando defensivamente cuando era necesario. Hasta entonces, había sido uno de los jugadores más criticados de la temporada por ciertos fallos defensivos que habían terminado en gol, así como una cierta falta de actitud. Sin embargo, vemos que esta volviendo a recuperar su mejor nivel, esto es fundamental para el conjunto.

Marcelo es una pieza clave, sobre todo, cuando nos referimos a la parte ofensiva del equipo, cuando llega desde atrás es cuando más daño hace a la zaga contraria ya que muchas veces termina realizando buenos centros o directamente colándose hasta el área.

Cristiano Ronaldo

El portugués sabe que esta es su competición y por ello demostró que aún tiene Fútbol para rato. “El bicho” consiguió sumar gol número 100 y 101 en la competición europea, con la camiseta blanca. Es el primer jugador en conseguir este registro con un mismo club, otro récord más para la historia. Estuvo muy participativo, presionando, corriendo e intentando crear peligro durante los 90 minutos. Delante tuvo a su sucesor, a quién demostró cómo se deben jugar estos partidos.

A pesar de que tuvo dos ocasiones claras que desperdició, Ronaldo fue clave en la remontada con su doblete. Se nota que esta competición le motiva más que ninguna, saca su carácter de líder y se echa el equipo a la espalda e incluso al Bernabéu, a quien no paraba de hacer gestos para que la animación así como el calor del público no parase.

Zidane Y Emery

Tuvieron dos papeles totalmente distintos. Emery estuvo mal, en un momento en el que el PSG estaba bien plantado en el campo y el marcador continuaba empate. Decidió quitar a su referente arriba, Cavani, y cambiarlo por un jugador de corte defensivo como es Meunier. Ha sido muy criticado durante estos días, ya que hay que tener en cuenta que tenía en el banquillo a un jugador muy peligroso para la defensa del conjunto merengue como es Di María. A partir de este momento, el PSG comenzó a dar un bajón y ya no llegaba con tanta claridad a la portería rival.

Zidane por el contrario, estuvo acertado. Es cierto que se habla sobre el momento en el que realizó los cambios, opinando sobre todo que deberían de haberse realizado antes. Aun así, Zidane leyó bien el cambio de Cavani que realizó Emery, en ese momento el francés, decidió quitar a su cerrojo, Casemiro. Metió a tres jugadores ofensivos como son, Lucas Vázquez, Bale y Asensio, este último resultó ser la pieza fundamental en la remontada, estando presente por partida doble en el 2-1 y en el 3-1.