Una vez más el Barsa hace de las suyas en la Liga Española, aún cuando no fue uno de sus mejores partidos de la temporada 2017-2018. La sexta jornada de la Liga ha mostrado a un equipo culé con pocas ideas para generar ataque y a un Girona, recién ascendido, efectivo en romper el juego del medio campo de los catalanes.

Los de Valverde se han llevado un triunfo preocupante, puesto que no demostraron la supremacía futbolística con la que arrancaron las cinco primeras jornadas. Y aunque el marcador de 0 x 3 parezca suficiente para decir que el Barsa fue superior, lo cierto es que es engañoso, puesto que dos de esos goles fueron concebidos por jugadores del Girona; Gorka en el minuto 16 y Aday en el 48.

Por otra parte, es de resaltar la actuación del Girona al romper el juego del medio campo del Barcelona, actuando con presión constante durante todo el partido para evitar que los creativos como Sergio Busquets, Rakitic e inclusive Paulinho, el nuevo fichaje [VIDEO]del equipo culé, generan jugadas de peligro.

Alineación del Girona y el Barcelona:

Girona: Iraizoz en la arquería, Maffeo, Juanpe, Bernardo y Ramalho en la saga defensiva; Douglas Luiz, Per Pons y Aleix García en el medio campo; Olunga y Portu en la delantera.

FC Barcelona: Ter Stegen en la portería, Sergi Roberto, Mascherano, Umtiti y Jordi Alba en la saga defensiva [VIDEO]; Paulinho, Rakitic e Inista como medio campo; Aleix Vidal, Messi y Luis Suárez como tridente ofensivo.

La táctica del Girona no incluía a la suerte

Los del Girona lograron llevar todo el juego ofensivo de su contrincante hacia las bandas, obligando a los laterales como Sergi Roberto y Jordi Alba a jugar al pelotazo, apostando a la suerte de que los diferentes, Suarez y Messi; resolvieran el partido como sólo ellos lo saben hacer.

Sin embargo, la saga del Girona estuvo muy fina y dejó más de 10 veces a los del Barsa en fuera de juego.

Cabe puntualizar la ardua labor de la saga central y los volantes de contención o pivotes del Girona, quienes neutralizaron a Messi, referenciándolo con hasta 3 marcas. Cosa que mermó las habilidades del argentino para colocarse de cara al ataque. Por otra parte, es necesario recalcar cómo el Barcelona pierde su juego habitual cuando La Pulga no está a tono.

Los del Barsa iniciaron el partido con la clásica alineación 4-3-3, pero finalizaron con dos laterales actuando como volantes de salida para otorgar más ataque por las bandas, debido al ya mencionado quiebre del medio campo.

La próxima jornada será todo un reto para los de Valverde, pues deben enfrentarse al Sporting de Portugal de cara a la segunda fecha de la Liga de Campeones el próximo miércoles 27 de septiembre.