Fernando ALONSO sigue deshojando la margarita sobre su futuro, tras haber sumado su décimo abandono en trece carreras en el Gran Premio de Italia de Fórmula 1 disputado hoy en Monza. El piloto asturiano, al que se le ve cada carrera más tenso y desesperado por revertir su situación y buscar el acierto de cara a 2018, podría barajar dos opciones a priori ganadoras que le han llegado desde la Indycar en Estados Unidos.

La Indycar en el horizonte

Quizá todavía sea pronto para vaticinar si Alonso está ante su última temporada en la Fórmula 1, en un año durísimo a nivel de resultados, pero lo que si está claro es que el piloto ovetense salió encantado de su experiencia americana en la Indy500, a pesar de su rotura de motor.

Alonso vivió emociones que hacía tiempo que no sentía encima de un coche, donde pudo disfrutar de muchas vueltas de liderazgo y claras opciones a ser el vencedor final de la prueba... hasta que su motor Honda dijo basta. Desde entonces, y ante la difícil posibilidad de encontrar un volante ganador en Fórmula 1 en 2018, el 'Nano' podría dar un giro brusco a su carrera deportiva, y cruzar el charco de forma permanente para hacer la temporada completa de la Indycar el año próximo. Ofertas de grandes equipos parece que, de momento, no le van a faltar.

Dos equipos 'TOP' lo tienen en el punto de mira

El caché de un doble campeón del mundo de Fórmula 1 como Fernando Alonso sigue siendo innegable en el mundo del automovilismo. Por eso, y gracias a su espectacular y rapidísima adaptación a las carreras de monoplazas americanos que vivió en la Indy500, algunos grandes equipos de la competición no han dudado en interesarse por el actual piloto de McLaren para ofrecerle un asiento de garantías, con el que poder intentar ganar la serie completa de la Indycar en 2018.

Según informa el portal Autoweek.com, Fernando tendría sendas ofertas tanto de Chip Ganassi como de Andretti Autosport para correr el calendario completo el próximo año. Dos de los tres equipos más potentes de la competición, y ambos motorizados precisamente por Honda, donde en la Indycar están obteniendo unos resultados mucho mejores que en Fórmula 1.

En Chip Ganassi sólo sirve ganar

Son el segundo equipo más laureado de la competición (sólo superados por Penske). La única meta del equipo es la victoria en cada carrera y han dominado algunas temporadas gracias a sus avances en puesta a punto y a su piloto Scott Dixon, campeón del certamen en 4 ocasiones. Su veterano director Mike Hull ha afirmado lo siguiente sobre Alonso: "Es un dos veces campeón del mundo de Fórmula 1 e hizo un fantástico trabajo en Indianápolis en un equipo que lo arropó con compañeros de equipo fabulosos". A lo que añadió: "Cada vez que contratas a un piloto de calidad, crea energía. Yo no diría que sólo contratarlo lo haría, pues un conductor por sí mismo como él lo hace.

Representa lo que es importante de verdad para los pilotos de carreras".

Andretti, el equipo que llevó a Alonso a la Indy

Andretti Autosport, es el equipo del "corazón" de Fernando en Estados Unidos. No obstante, gracias al acuerdo que alcanzaron con McLaren a través de Honda, fueron ellos los que le hicieron cruzar el Atlántico y darle la posibilidad de competir en las 500 millas. Es un equipo con mucha experiencia, que siempre mete toda la carne en el asador en la Indy500, pero que además aparece en todas las quinielas de cada temporada para conseguir el título de la Indycar con alguno de sus pilotos. Alonso ya lo conoce, ha estado dentro de él, y se fue de América con unas sensaciones muy buenas en cuanto a profesionalidad y rigor, a pesar de las diferencias que existen con respecto a la Fórmula 1.

Al piloto español se le echa el tiempo encima y tarde o temprano tendrá que tomar una decisión, pero parece que "novias" no le van a faltar, y que en Estados Unidos tiene puertas de sobra abiertas, aunque sea a costa de abandonar la que ha sido su categoría durante los últimos 17 años, y que últimamente, le ha dado deportivamente más disgustos que alegrías.